Las 5 lecciones que hemos aprendido de las reinas de Rupaul’s Drag Race

Aceptémoslo: le debemos mucho a RauPaul y a sus reinas, quienes a través de todas sus temporadas no sólo nos endulzan el o nados sus fabulosos lip syncs, sino que por si todo esto fuera poco, nos comparten frases cargadas de cinismo e ingenio que, además, van cargadas de sabiduría que nos hacen aprender valiosas lecciones de vida. Por eso, te compartimos nuestras favoritas:

Good Luck, and Don’t F*ck It Up. Un clásico del mimísimo RuPaul: Buena suerte y no lo arruines. Y es que a veces las cosas son tan sencillas como dejar de pensarlas tanto, esperar lo mejor e intentar no equivocarnos. Si sigues esas premisas, recibirás muchos más shantay you stay en la vida que sashay away. Te lo aseguramos.

Don’t get bitter, just get better. Durante la quinta temporada del show, la maravillosa Alyssa Edwards nos compartió esta lección: No te amargues, sólo mejora. ¿Cuántas veces nos frustramos por no lograr lo que deseamos en lugar de seguirlo intentando al dar lo mejor de nosotros? Puede sonar a mensaje de superación barato, pero es real. No es válido amargarte ante las cosas cuando puedes mejorarlas tú mismo, ¡así que menos quejas y más acción!

Not today Satan. Y llegamos a la sabiduría de la única e increíble Bianca del Río, quien llegó a robarnos el corazón en la sexta temporada y a decirnos: Hoy no Satán. Tan simple como eso. Nada ni nadie puede arruinar nuestro día sin nuestro permiso. Así que la próxima vez que te suceda algo que no te parezca, en vez de enojarte, piensa en lo fabuloso que eres y cuán por encima estás de la situación.

Beauty fades, dumb is forever! De nuevo la querida Bianca del Río aleccionándonos con sus sabias palabras: La belleza se desvanece, la estupidez es para siempre. Sí, verse guapo es importante y sabemos la seguridad que brinda. Pero, ¿Y el cerebro? Invierte tiempo en tu educación y tu cultura, porque el tiempo pasa y nos resta galanura, pero los conocimientos son eternos.

If you don’t love yourself, how the hell are you gonna love somebody else. Cerramos con nuestra frase favorita del show: Si no te amas a ti mismo, ¿cómo diablos vas a amar a alguien más?. Piénsalo de esta manera: nadie puede ofrecer lo que no tiene. Antes de entregarte al amor como la dramática protagonista de una telenovela, piensa que eres un individuo valioso por ti mismo y no por el valor que alguien más te confiera. Con esta mentalidad, RuPaul estará muy orgulloso de ti.