Conoce la diferencia entre VIH y SIDA

El SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida es una de las enfermedades más mitificadas desde su llegada a Estados Unidos en 1981. Aunque no existe una teoría general que indique cuál es su origen, se dice que el primer caso sucedió en África en 1959.

Normalmente cuando escuchamos que una persona tiene VIH automáticamente pensamos que está al borde de la muerte, sin embargo, nos hace falta estar mucho más informados al respecto, pues no todo es tan catastrófico como pensamos.

Cuando una persona es diagnosticada con VIH lo que significa es que está pasando por la enfermedad. Sin embargo, cuando es diagnosticada con SIDA quiere decir que el paciente ya está en una etapa avanzada debido a la infección del VIH. ¿Eso que quieres decir? Que si la persona con VIH no se atiende a tiempo, puede llegar a ser portadora de SIDA.

Para que lo entiendas mejor, cuando alguien está infectado con VIH es porque estuvo expuesto al virus, aunque no necesariamente va a desarrollar la enfermedad, incluso puede vivir sin síntomas por mucho tiempo (paciente asintomático). En este caso el sistema inmunitario se debilita por el virus que lo está atacando.

Entonces, ¿qué es el SIDA?

El SIDA es una condición causada por el VIH, que ataca con agresividad al sistema inmunitario, así que este deja de funcionar correctamente, volviendo al organismo vulnerable de padecer algunos tipos de cáncer e infecciones extrañas.

¿Cómo llega el VIH al organismo?

Ingresa a través del torrente sanguíneo, hospedándose al interior de las células. El virus del VIH invade y destruye a los linfocitos CD4, responsables de dirigir el funcionamiento del sistema inmunitario. De tal forma que a medida que el virus se reproduce, el organismo se debilita y disminuye sus capacidades de defensa.

¿Cuánto tarda el VIH en convertirse en SIDA?

La cantidad de tiempo varía por persona y depende en gran medida de las posibilidades que tenga para acceder a un tratamiento. Generalmente las personas que están siguiendo un tratamiento adecuado pueden durar diez años o más con el virus hasta que este se convierta en SIDA.