La desgarradora verdad detrás de los últimos días de Robin Williams

El actor se quitó la vida en 2014, y una biografía del actor da a conocer turbios pasajes de su vida.

Hace cuatro años el multifacético actor Robin Williams se quitó la vida, rodeado de una ola de especulaciones sobre las razones que lo llevaron a cometer un suicidio.

Pocos fueron los que realmente supieron qué hubo detrás de esa careta que Williams le presentó al mundo, ahora, tras la publicación de una nueva biografía del hombre que protagonizó ‘Jumanji’ se conocen desgarradores detalles de los últimos días del histrión.

Dave Itzkoff es el periodista que escribió el libro donde se recogen muchas memorias y vivencias del actor que marcó toda una generación. La biografía lleva el título de ‘Robin’.

Las señales sobre lo que pasaría con Robin Williams eran claras

Itzkoff recurriió a Billy Crystal, íntimo amigo y colega de Williams; fue él quien dio a conocer que durante los últimos días de Robin siempre hubo una sensación de miedo.

De acuerdo con el libro de David, el actor que ganó el Oscar por ‘El indomable Will Hunting’ vio ante sus ojos cómo su carrera iba en decadencia. Problemas personales como sus dos divorcios, la división de su familia, el diagnóstico de Parkinson y el fin de su enorme fortuna lo llevaron a tocar fondo.

Itzkoff también retrata en el libro que Robin Williams fue diagnosticado con un tipo de demencia para la que no existe cura, y que en su momento puede llevar a tener pensamientos suicidas.

Perdió su toque artístico

La demencia que padeció Williams lo llevó a perder la memoria, lo que devino en un detrimento de su carrera como actor, de acuerdo con algunos testimonios, Robin se sentía frustrado pues argumentaba que “ya no sabía cómo ser gracioso”.

Aunado a ello, comenzó a tener problemas físicos como pérdida de peso, dificultad para hablar y orinar, sus músculos no respondían. Semanas antes de su muerte, el actor de ‘Flubber’ buscó ayuda sin mucho éxito.

También podría gustarte