Algunos personajes clásicos de Disney que podrían haber sido Gays

Disney está rompiendo esquemas al presentar personajes abiertamente LGBTQ en su trabajo. Mostró un beso entre personas del mismo sexo en Star Wars contra las Fuerzas del Mal. Y en la nueva versión de La Bella y la Bestia hay un momento “exclusivamente gay” entre Gastón (interpretado por el super gay Luke Evans) su fiel compañero LeFou.

Anteriormente, sin embargo, una compañía de entretenimiento infantil no podía ser tan abierta sobre la sexualidad humana y la identidad de género. Pero no se confundan: muchos personajes clásicos de Disney fueron totalmente gay. Personajes como estos:

  1. Capitán Garfio (Peter Pan)

Es afeminado, se viste demasiado bien para ser un maleante, se rodea exclusivamente de hombres rudos y la relación con su asistente Smee es extremadamente cercana.

De hecho, en la versión adaptada de 1991 de la historia, Dustin Hoffman dice que él y Bob Hoskins interpretaron a un Garfio y a un Smee “como un par de viejas locas.”

“No hay ningún niño que no disfrutaría trabajar para el Capitán Garfio,” cantan los piratas, ya que Garfio no se interesa en las mujeres — excepto si son un medio para poner sus manos sobre cierto twink volador en mallas apretadas.

  1. Shere Khan (El libro de la Selva)

La forma aburrida y aristócrata de hablar de Shere Khan le valió una mención en el documental lingüístico LGBTQ Do I Sound Gay? [¿Sueno Gay?] El gato malvado logra tener buenos modales y ser salvaje al mismo tiempo, algo que muy pocos chicos heterosexuales pueden hacer.

En esta escena, Shere Khan y la serpiente Khaa (un hipnótico Tío Raro animado si es que alguna vez han tenido uno) discuten sobre la posesión de un “cachorro de hombre.” Las implicaciones son obvias.

  1. Gobernador Ratcliffe (Pocahontas)

Sombrero morado. Rizos en su cabello. Bigotito. Perro de bolso. Y la canción:

No se diga más.

  1. Úrsula (La Sirenita)

La palabra “gay” quizá no sea la correcta para describir a Úrsula. Ella es su propia orientación sexual. Ella es su propio género. Úrsula necesita sus propios pronombres.

El personaje está basado en la legendaria drag queen Divine. Y mucha de su magia consiste en transformación personal

5. Timón y Pumbaa (El Rey León)

No todos los personajes clásicos de Disney gay fueron villanos. Mucho se ha dicho de Scar (así que no nos vamos a tomar la molestia), ¿pero y qué de la pareja inter-racial que adopta a Simba? Son rechazados sociales (quizá por homofobia), y hablan demasiado sobre traseros.

6. Los siete enanos (Blanca Nieves y los Siete Enanos)

Un grupo de hombres robustos, aislados y solitarios regresan a casa de un día en las minas para descubrir a la muchacha más bella del reino durmiendo en su cama comunal (ay Dios), y su respuesta inmediata es… terror. Luego ponen las nalgas al aire sin razón aparente — presunto hábito.