El apoyo al matrimonio igualitario en Europa sube 17 puntos en 10 años

El reconocimiento de los derechos del colectivo LGTBI se traduce de manera inequívoca en activos pedagógicos sobre Diversidad para la ciudadanía, según ha evidenciado el último Eurobarómetro encargado por la Comisión Europea, que destaca un notable crecimiento de la actitud positiva de la sociadad ante la diversidad sexual y de identidad de género.

Según datos del Eurobarómetro sobre discriminación realizado por TNS para la Comisión Europea, los países en los que la unión matrimonial entre homosexuales reciben más apoyo son Países Bajos (91%), Suecia (90%) y Dinamarca (87%), seguidos en cuarto lugar con España (84%)

En total, 16 países de los 28 que forman la Unión Europea tienen en la actualidad un porcentaje superior al 50% de personas que apoyan esta opción. Entre los que registran mayor oposición a los matrimonios homosexuales se encuentra Bulgaria (17%), Letonia (19%) y Rumania (21%).

En el conjunto de la UE, la tasa media de aceptación se sitúa hoy en un mayoritario 61%. En la actualidad, el matrimonio gay, o un tipo de unión equivalente, está contemplado en diez países de la UE: España, Países Bajos, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Bélgica, Francia, Luxemburgo, Portugal y Reino Unido.

¿Qué más han detectado?

  • Si hablamos del conjunto de Europa hay variaciones claras entre los distintos grupos socio-demográficos. Por ejemplo, en general, las mujeres son más propensas que los hombres a aceptar los derechos de los homosexuales. Así el 73% de las mujeres está de acuerdo con el hecho de que gais, lesbianas y bisexuales tengan los mismos derechos que las personas heterosexuales, en comparación con el 68% de los hombres con esta misma predisposición favorable.
  • Los jóvenes entre 15 y 24 años, por su parte, están significativamente más de acuerdo con esta igualdad de derechos (80%) que las personas de más de edad, por encima de 55 años, con un 62% de respuestas favorables a este respecto.
  • También existe una gran diferencia en las actitudes analizadas según el nivel educativo de las personas encuestadas. Así, las que acabaron sus estudios con 20 o más años son más propensos a estar de acuerdo con estas premisas (por ejemplo, el 67% está de acuerdo en que los matrimonios del mismo sexo se deben permitir en toda Europa), en comparación con las que terminaron su educación a los 15 años (el 49% de estas personas, una proporción de 18 puntos inferior, está de acuerdo con la misma declaración).
  • Por su parte, las personas encuestadas que declararon formar parte del colectivo LGTB se muestran notablemente más de acuerdo que la media con todos estos enunciados y declaraciones (entre el 82% y 89%); algo que también se produce entre aquellos encuestados que declaran tener amigos/conocidos LGTBI.

Otras interesantes estimaciones

  • Ante la pregunta del apoyo que recibiría un/a alto/a mandatario/a homosexual, más de la mitad de las personas encuestadas (54%) estarían cómodas con ello y para un 11% le sería indiferente. No obstante, el 12% se sentiría poco cómodo, y el 21% completamente incómodo. La proporción entre personas que se sienten cómodas o indiferentes ante este hecho ha ascendido del 57% al 65% desde 2012.
  • Sobre la aceptación de un/a compañero/a homosexual en el entorno laboral, tres cuartas partes se declaran a favor de trabajar con un/a miembro/a del colectivo: el 63% expresa sentirse cómodos el 12% indiferente y uno de cada ocho encuestados (13%) se sentría incómodo.
  • En relación a la orientación sexual o identidad de género en los/as hijos/a, menos de la mitad de los encuestados (44%) expresaron que se sentirían cómodos si su hijo o hija tenían una relación con una persona del mismo sexo, un 7% señaló serle indiferente. En total, el 51% de los encuestados apoyaría a sus hijos/as si estuvieran en una relación amorosa con una persona del mismo sexo. Y alrededor de un tercio (32%) expresa su incomodidad ante un hecho de estas características.
  • Sobre la expresión del afecto público entre homosexuales, la gran mayoría de personas encuestadas se ecuentra cómoda o indiferente (72%). Sin embargo, la proporción es más baja en parejas de hombres (49%) que de mujeres (51%).

Los derechos trans reciben una tímida aprobación

Tal y como denuncian los grupos de activismo en recurrentes ocasiones, el colectivo de personas transexuales y transgénero es el más discriminado en la UE, pues se da una notable diferencias de actitud ante la diversidad de identidad de género a ojos de la socidad europea.

  • En la totalidad de al UE, la mitad de personas encuestadas (53%) dice sentirse cómoda (43%) o indiferente (10%) ante un/a alto cago político transexual o transgénero, mientras un 29% dice sentirse indómodo. Una tasa que ha crecido del 43% al 53 desde 2012.
  • Más de dos tercios de las personas encuestadas (67%) expresaron su conformidad (56%) o indiferencia (11%) en el caso de que un/a compañero/a de trabajo es del colectivo trans. Y alrededor de uno de cada seis (17%) expresa su conformidad ante este escenario.
  • Casi cuatro de cada diez personas encuestadas (38%) se sienten cómodas o indiferentes si su hijo o hija tiviera una relación con una persona transgénero o transexual, mientras que el 43% dice que sería incómodo.
  • Ante la pregunta de si las personas transexuales tienen derecho a cambiar su información en el Registro Civil, un tercio de personas encuestadas (36%) expresa su apoyo de manera firme, un cuarto de ellas (25%) está en desacuerdo, un 12% defiende que ”a medias”, y otro 12% no sabe o no cnatesta.
También podría gustarte