5 palabras gay antiguas que debes conocer

A lo largo de la historia han surgido varias palabras gay para referirse a personas LGBT, aquí te presentamos 5 de ellas.

1. Tribade o Tribad

Es una de las palabras gay más antiguas para lesbianas. El tribadismo es la práctica de sexo génito-genital entre dos mujeres.  Deriva del verbo τρίβω (tríbō) del griego antiguo, que significa ‘frotar’.

2. Uranian o Urning

Es una referencia al Simposio de Platón, sobre el origen de Afrodita como símbolo del amor celestial que los hombres tienen para los hombres más jóvenes.

Asociado con la historia de cómo los testículos del titán Crono fueron arrojados al mar y se transformaron en la diosa del amor, porque no tenía madre y era completamente masculina en sus orígenes.

Uno de los primeros activistas modernos de los derechos de los homosexuales, Karl Heinrich Ulrichs en 1800 uso esta palabra gay en sus escritos incluso antes del primer uso conocido de la palabra “homosexual”.

Además hombres gay educados en Inglaterra usaban la palabra “uranio” para describir a los hombres homosexuales como Oscar Wilde escribió en una carta de 1898.

3. Psychosexual hermaphrodite (Hermafrodita psicosexual)

A fines de 1800, Richard von Krafft-Ebing, un psiquiatra alemán, documentó varias “anomalías” en su libro Psychopathia Sexualis en 1886, donde en una traducción de la publicación fue el primer uso conocido de la palabra “homosexual” en inglés.

 

Otros psiquiatras usaron esta palabra gay para referirse a bisexuales, y Sigmund Freud más tarde lo usaría para referirse a hombres homosexuales.

Literatura gay: Cinco lecturas LGBT que son indispensables

4. Invert o invertido

Debido a las teorías de inversión de género de la homosexualidad, los hombres gay y las lesbianas a veces se denominaban con la palabra “invertidos”. Este termino aparece en la famosa novela lesbiana de 1928 de Radclyffe Hall The Well of Loneliness.

5. Homophile o Homófilo

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchas organizaciones activistas europeas prefirieron el término “homófilo” a “homosexual”. El “filo” proviene de la palabra griega para el amor.

Se incorporó a los nombres de algunas organizaciones, como la Homophile Action League en Filadelfia.

Pero la palabra gay ganó popularidad en la década de 1960 y 1970 entre las personas LGBTQ y homosexual se mantuvo el término preferido de las personas heterosexuales.

También lee: 7 importantes escritores gay que debes leer y conocer