Mantén tu piel saludable y radiante con estos hábitos

Cuidar de tu piel es muy importante, y no tan complicado, por ello aquí te traemos algunos hábitos que puedes aplicar para rejuvenecerla sin necesidad de gastar una fortuna.

También puede interesarte: Alerta, estos alimentos pueden estar boicoteando a tu piel y cabello

Dormir bien

Algo básico que pocas veces hacemos. Hay muchos estudios que han revelado el daño que hace dormir poco y las funciones que ocurren en nuestro cuerpo durante las horas de sueño

El doctor Javier Puertas, de la Universidad de La Rivera, Alzira, ha indicado que dormir lo suficiente mantiene la producción suficiente de estrógenos y progesterona que activan los mecanismos naturales para la reparación de la piel.

Consume frutas, verduras, legumbres y aceite de oliva

Un estudio realizado en la Universidad de Harvard reveló la influencia de la dieta de una persona en sus telómeros, los extremos cromosomas que protegen los códigos genéticos.

Para ello, hicieron un seguimiento de la dieta en más de 4500 participantes durante 10 años. El resultado fue que, aquellos que seguían una dieta mediterránea tenían telómeros más largos y sanos; esto quiere decir que se mantenían genéticamente más jóvenes.

Reduce tu consumo de alcohol

Beber demasiado alcohol produce deshidratación cutánea, causa pequeños capilares y aumenta la producción de radicales libres; estos últimos son las moléculas que producen oxidación y aceleran el envejecimiento.

Además, puede dañar el hígado y los vasos sanguíneos, lo que promueve que la piel se ponga flácida, se afine y pierda luminosidad. Por ello quienes beben en exceso suelen tener un aspecto cansado y aparentan más edad de la que tienen.

Ejercítate

Investigadores de la Universidad McMaster, en Ontario, Canadá, tomaron biopsias de la piel de un grupo de personas sedentarias mayores de 65 años. Esto antes y después de comenzar un entrenamiento suave dos veces por semana.

Al inicio mostraban el estrato córneo, la capa externa de la piel, gruesa; su dermis, la capa interna, estaba muy delgada. Dicho adelgazamiento es lo que provoca que la piel se vuelva frágil y aparezcan las molestas arrugas.

Luego de entrenar, los participantes mostraban signos de envejecimiento inverso; es decir, la capa externa se afinaba y la interna aumentaba su grosor. Esto disimula notablemente las arrugas y la flacidez, pero no solo de la cara, también del resto del cuerpo.

No fumes

El tabaco disminuye la circulación sanguínea en los tejidos, por lo que resta elasticidad y luminosidad a la piel, debilita el pelo y las uñas; esto se traduce a que acelera el envejecimiento.

 Un informe de la Sociedad Española de Medicina Estética señala que por cada 10 años que una persona fuma, envejece dos y medio más que si no fumara.

Usa protector solar

El Instituto Gerontológico de Madrid indica que la exposición a los rayos del sol es el principal agente externo del envejecimiento prematuro. Estos destruyen el colágeno y la elastina de la piel, lo que afecta al soporte estructural de la misma.

Mantén activa tu vida íntima

El neuropsicólogo Dabid Weeks, del Hospital Real de Edimburgo, Escocia, descubrió que el sexo libera la hormona del crecimiento, ayuda a mantener la piel más elástica y activa la circulación sanguínea.

También podría gustarte