¿Cómo afecta el cambio de horario a la salud del cuerpo?

Para algunas personas el cambio de horario representa un desajuste en su reloj biológico, lo que puede afectar a la salud del cuerpo. Aquí te decimos lo que recomiendan los especialistas.

La gente más sensible al cambio horario llega a sentir somnolencia, irritabilidad, dolores de cabeza, dificultades para concentrarse y en ocasiones no puede conciliar el sueño por las noches.

Las molestias se deben a la diferencia de cronotipos, esto es porque cada persona se acomoda de forma particular al ritmo circadiano, que representa el ciclo de sueño y vigilia durante 24 horas.

Recomendaciones para que el cambio de horario no afecte a la salud

Aunque el cuerpo tarda en adecuarse al cambio de horario en dos o tres días ya que sólo es una hora de diferencia, para no sentir tan brusco el golpe es recomendable durante tres días previos al cambio de dorario, dormir y despertar media hora antes o después de acuerdo a este, para que el cuerpo se ajuste de manera progresiva, señala el director de la Clínica de Trastornos del Sueño, Javier Velázquez Moctezuma.

Otra recomendación es desayunar siempre y a la misma hora: “La alimentación en la mañana ayuda a adaptarnos más rápido a los cambios de horario, porque nos da energía, glucosa, elementos que nos ayudan a que nuestro sistema reaccione más rápido. Es importante que sea a la hora a la que estamos acostumbrados a desayunar para que el sistema vaya reajustándose al nuevo horario”, señala Manuel Ángeles Castellanos, jefe del laboratorio de cronobiología clínica y experimental de la Facultad de Medicina en la UNAM.

Por lo general el cambio de horario se realiza el último fin de semana de octubre, para el horario de invierno, y el último de marzo, para el verano.

Fuente: Vanguardia

 

También podría gustarte