Entra en vigor severa ley homofóbica en Mississippi, Estados Unidos

En noticias aterradoras, el estado de Misisipi se prepara para la entrada en vigor de una severa ley contra el colectivo LGBT en los Estados Unidos. Se trata de la Ley HB 1523, que permite la discriminación de homosexuales, bisexuales y transexuales en lo que supone un considerable retroceso de los derechos del colectivo, así­ como un aterrador avance de la libertad religiosa después de que el Tribunal de Apelaciones del Quinto. Circuito rechazara por defectos de forma una demanda que alegaba que es una ley inconstitucional.

La Ley HB 1523 permite a los proveedores de servicios, propietarios de empresas y sus empleados recurrir a la libertad religiosa para negarse a proporcionar cualquier tipo de servicio, justificando de esta forma la discriminación no sólo contra cualquier miembro del colectivo LGBT, sino contra aquellos cuya forma de vida vaya en contra de sus principios, como madres y padres solteros o personas divorciadas, siendo principalmente tres las situaciones especí­ficas contra las que se manifiestan: el matrimonio igualitario al afirmar que el matrimonio sólo puede contraerse entre un hombre y una mujer; las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, al estar la relaciones sexuales ‘adecuadamente limitadas’ al matrimonio (que no puede producirse según ellos entre personas homosexuales, como tampoco entre personas solteras o divorciadas); y las personas transexuales, al especificar que el sexo es una característica innata asignada al nacer y que no se puede cambiar.
Así, el antes denominado ‘Estado de la Hospitalidad’ se sitúa a la cabeza de los estados más homofóbicos de los Estados Unidos, superando incluso a Texas, donde se discrimina a los transexuales en los cuartos de baño y están a punto de legalizar la discriminación a familias homoparentales en casos de adopción; Tennesse, donde se discrimina a los pacientes de terapias, se respalda que las empresas puedan despedir a sus empleados por su orientación sexual y se están preparando para la transfobia en los cuartos de baño y para ‘defender el matrimonio natural’; o Carolina del Norte, pionera en la discriminación a los transexuales.
Cabe mencionar que alrededor de 60 mil personas homosexuales y bisexuales viven en el estado de Misisipi, mientras que son más de 11 mil las personas transexuales que se verán afectadas por esta ley. En Mississippi conviven  mil quinientas parejas del mismo sexo, estando un 29% de esas parejas criando hijos en lo que supone la mayor tasa de familias homoparentales de los Estados Unidos, las cuales pasarán a vivir en una sociedad abiertamente discriminatoria completamente legal.