VIRAL: ¡Qué susto! Cazafantasmas visitan un cementerio y son testigos de grabación porno

Los hombres dedicados a las apariciones paranormales visitaron la tumba del poeta premiado Philip Larkin, en la ciudad de Hull, en Yorkshire, pero lo que encontraron fue casi tan inesperado como un fantasma. 

Sin duda ser un cazafantasmas es una misión muy arriesgada, y más cuando te puedes llegar a encontrar situaciones incómodas como la que vivieron dos sujetos en Inglaterra.

Los hombres dedicados a las apariciones paranormales visitaron la tumba del poeta premiado Philip Larkin, en la ciudad de Hull, en Yorkshire, pero lo que encontraron fue casi tan inesperado como un fantasma.

Estos astutos cazafantasmas esperaban encontrar actividad del otro mundo, pero lo que hallaron fue a dos actores desnudos encima de una tumba filmando una película porno.

Y es que el cementerio del siglo 19 resulta atractivo para los que gustan de las apariciones, por lo que cuando los expertos se percataron de un sonido sospechoso, pensaron que habían tenido suerte.

Los cazafantasmas se llevaron una nada espectral sorpresa

En lugar de hallar algo espectral, los ghostbusters encontraron a una pareja desinhibida teniendo relaciones sexuales en una tumba mientras que un equipo de filmación los grababa.

“La mujer, que tenía unos 30 años, nos vió, se quitó al hombre de encima, tomó sus zapatos y corrió”, narró Mike Covell de 37 años, el hombre dedicado a buscar fantasmas.

También narró que el hombre la persiguió para protegerla, pero además, mientras que los cazafantasmas presenciaban la escena, el actor huía despavorido tratando de proteger sus partes íntimas.

“No sabíamos para donde mirar”, expresó Covell. 

El hecho causó indignación

Después de saberse este suceso sexual, la comunidad de Hull se digo indignada por el comportamiento de esta empresa.

“Creo que es desagradable. Una iglesia y un cementerio son lugares sagrados, es un lugar de adoración para recordar a los que ya no están”, dijo John Abbot, vigilante del lugar. 

 

También podría gustarte