Hombre pierde la vida tras inyectarse silicón en delicada parte íntima

De acuerdo con las investigaciones previas, inyectarse silicón es una práctica prohibida en Estados Unidos porque puede ser mortal, pese a ello, el joven se sometió a la intervención. 

Las personas suelen tomar decisiones radicales al respecto de sus vidas, así como este hombre que decidió inyectarse silicón en los genitales, y tristemente perdió la vida.

Posted by Tank Heathcliff Hafertepen on Tuesday, October 16, 2018

Se trata de Jack Chapman, un hombre de 28 años que murió por un derrame pulmonar después de sufrir una infección a causa de la inyección de silicona.

El caso de esta decisión ha provocado revuelo, ya que este chico pertenecía a un grupo de “osos poliamorosos”, que se rendían a los deseos de Dylan Hafertepen, el “maestro”.

De acuerdo con las investigaciones previas, inyectarse silicón es una práctica prohibida en Estados Unidos porque puede ser mortal, pese a ello, el joven se sometió a la intervención.

Esta fue la razón por la que Chapman decidió inyectarse silicón en los genitales

Los comentarios que han recibido las autoridades es que Jack y otro más de los “cachorros” que pertenecían al grupo poliamoroso accedieron a inyectarse silicón para agrandarse el pene.

Posted by Tank Heathcliff Hafertepen on Tuesday, October 16, 2018

La relación con Hafertepen resultó ser muy tóxica, pues más allá del sadomasoquismo o la dominación, el hombre abusaba de los “romances” con los que tenía un vínculo.

Actualmente la madre de Jack está realizando los papeleos necesarios para demandar a Dylan, por el abuso y las vejaciones de las que hizo parte a su hijo, y que incluso lo llevaron a la muerte.

También podría gustarte