Los mitos más comunes sobre el VIH

Desde que se desató la epidemia de VIH en los años ochenta, se han generado un montón de mitos sobre este virus. Así que aquí te ayudamos despejar tus dudas respecto a esta enfermedad.

1. Es una enfermedad de gays y de gente promiscua

¡Absolutamente no! De hecho la mayor prevalencia está en hombres que tienen sexo con otros hombres, pero muchos de ellos no viven como homosexuales de manera abierta.  O sea que tienen sexo con otros hombres por exploración o por una orientación no asumida. Ahora, en términos fisiológicos es mucho más difícil que una mujer contagie a un hombre que viceversa, ya que la vagina es una mucosa que está mucho más receptiva a un virus, y el pene está cubierto de piel.

2. Es muy difícil adquirir VIH

Falso. La vía de contagio más susceptible es la rectal, y aunque la infección más frecuente es la del virus del papiloma humano y la segunda la sífilis, si tienes relaciones sexuales vía rectal sin lubricante y condón es muy fácil adquirir VIH.

3. Si crees que estás contagiado debes esperar 6 meses para hacerte una prueba

Actualmente se cuenta con pruebas Elisa de cuarta generación que tienen un periodo de ventana, es decir el tiempo que te la puedes aplicar después de la posible infección es de 15 días. No debes esperar. De hecho de la inmediatez con la te apliques la prueba depende de la calidad de vida que vayas a llevar si es que efectivamente estás contagiado.

4. Si estás contagiado ya no hay remedio, vas a morir

Actualmente se cuenta con tratamientos antirretrovirales que ya no tienen los mismos efectos secundarios que en los años ochenta, y si una persona se mantiene tomándolos y bajo supervisión médica, puede tener una vida completamente normal.

5. Si tienes una carga viral baja no puedes contagiar a otra persona

Falso. Una vez que es detectada una persona con el virus del VIH, se tiene que hacer una prueba de carga viral y de conteos de linfocitos CD4 para medir cuánto virus hay por cada mililitro de sangre. Así que lo mejor siempre va a ser usar condón.

6. Una vez que eres detectado con VIH tu vida sexual se acabó o debes tener sexo sólo con personas infectadas también

Puedes vivir tu sexualidad con cualquier persona con la única y estricta condición de que siempre uses condón y lubricante.

7. No hay forma de protegerte del virus

Sí hay tratamientos pre exposición, sin embargo no pueden utilizarse cada dos días, quince días, o cada mes, y deben estar perfectamente monitoreados por un médico. Por lo general estos tratamientos se les da a personas que están diariamente expuestas al virus, como trabajadores del sector salud.

8. Los VIH positivos no pueden tener familia

Para los hombres existe un tratamiento que se llama lavado de esperma, y en el caso de las mujeres hay tratamientos antirretrovirales que le impiden contagiar al bebé.

Si quieres informarte más al respecto de este polémico tema, da click aquí.

También podría gustarte