¡Qué locura! Hombre mete su cabeza a una jaula para dejar de fumar

Empezó a fumar tan joven que a sus casi 50 años no sabe cómo dejar su adicción.

Aunque hay cosas que tal vez disfrutas en esta vida como comer, beber o fumar; su desmedido uso puede resultar totalmente dañino para la salud.

Esta es la historia de un hombre que ha vivido más de la mitad de su vida atado al cigarrillo. Su obsesión comenzó a los 16 años, y a sus 42 se dio cuenta que era tiempo de abandonar su terrible adicción.

Más de 20 años como fumador

Su nombre es Ibrahim Yucel, y después de 26 años de vivir fumando, decidió hacer algo por su salud: olvidar el tabaco. Y es que en su familia hay casos de cáncer de pulmón debido a este problema.

Lo más curioso de su extraño caso es que no recurrió a terapias, goma de mascar, cigarrillos electrónicos o toda clase de alternativas conocidas; Ibrahim optó por algo mucho más radical: meter su cabeza en una jaula.

El hombre turco elaboró con sus propias manos una jaula de alambres donde mete su cabeza, los espacios entre las rejillas solo le permiten comer pequeñísimas porciones, beber agua con pajilla o mascar un chicle; pero la jaula no permite que pueda fumar.

Su radical decisión, a pesar de ser bastante extrema, fue tomada de forma positiva por parte de su familia. De hecho es su esposa quien le ayuda a colocarse la jaula en la cabeza para dejar de fumar.

También podría gustarte