Las playas curativas de Ibusuki que están causando furor

Entre sus propiedades más importantes está el tratamiento de enfermedades crónicas.

En esta época donde casi todo tiene que ver con la tecnología y los problemas que conlleva, los seres humanos están preocupados por reconectarse con la naturaleza, un claro ejemplo son las ancestrales playas de Ibusuki. 

Este lugar se encuentra al shr de Japón, en la isla de Kyushu. Este sitio es especial porque de acuerdo con la tradición, loa minerales y componentes de la arena negra logran curar toda clase de enfermedades.

Un simple baño de arena negra logrará que las enfermedades disminuyan o desaparezcan.

Propiedades milenarias

Desde hace más de 300 años, los japoneses han ido a la costa de Ibusuki en busca de una cura arenosa para el reumatismo, el dolor de espalda, la parálisis por apoplejía, las hemorroides, el asma, la diabetes, los trastornos menstruales, la infertilidad, la anemia, la constipación, la obesidad y toda clase de cosas que se dice que la arena caliente (de entre 50 y 55 grados Celsius) cura.

Se recomienda pasar entre diez y veinte minutos bajo la arena, tiempo suficiente para inhalar una cantidad suficiente de vapor geotérmico y lograr que las glándulas sudoríparas eliminen las toxinas de tu cuerpo.

Otras amenidades

Para encontrar las áreas de arena caliente sólo basta con darse un paseo por la orilla del mar y localizar sitios como las aguas termales Sunamushi Onsen en la playa de Sugirahama (casi todos los baños termales ofrecen este servicio).

Después de que uno ha pasado gran parte del día disfrutando de este clima templado (19 ° C promedio anual), y de los tsumabenichou y Sotetsu locales (palmeras y mariposas tropicales), se puede ir a conocer el resto de la península de Satsuma, visitar a Chiran (Casas de samuráis, Museo de Kamikaze), el Lago Ikeda (30 min en autobús) o el volcán Kaimondake (ir en tren a Yamakawa luego el autobús – una linda subida de 2 horas).

También podría gustarte