Esta chica subastó su virginidad por 2 millones de euros y resultó una estafa

Hemos conocido varios casos de mujeres que acuden a ciertas agencias,  donde las ‘ayudan’ a vender su virginidad al mejor postor y las cuales se han hecho populares por este tipo de práctica.

Tal es el caso de Alexandra Kefren una jóven de 19 años, quien al intentar vender su virginidad por dos millones de euros, se percató de que era un completo montaje ya que esto es una técnica que emplean estas empresas para fomentar el tráfico de mujeres y explotarlas en burdeles.

Cinderella Escorts es una de estas agencias que subastan la virginidad de varias chicas para que millonarios puedan ofrecer dinero por ellas. Luego de que Alexandra Kefren, se hiciera famosa por solicitar el servicio de esta agencia para conseguir un ‘comprador’, Kefren indicó que todo esto fue una  mentira, ella no estaba vendiendo nada.

La joven mencionó que todo esto fue obra de Jan Zakobielski, encargado de Cinderella Escorts de aquel entonces, lo hizo con el objetivo de alentar a varias mujeres a realizar lo mismo para luego convencerlas y llevarlas a un burdel en Atenas para prostituirse.

“El CEO de Cinderella Escorts me llamó y me ofreció la oportunidad de ser una ‘supermodelo‘. Según él, con la repercusión que tendría esta noticia, marcas como Gucci o Channel se pondrían en contacto conmigo”.

“Después de aparecer en televisión y en todos los medios, la cosa se enfrió por completo y Jan Zakobielski se olvidó por totalmente de mí. Lo que pasa en el Reino Unido, se queda en el Reino Unido, y desde que saltaron todas esas noticias, mi vida se ha visto completamente arruinada”, explicaba Kefren.

Aquí puedes ver la entrevista completa:

 

También podría gustarte