Bar causa polémica por sus políticas antiniños, ¿exageran?

El bar Livingstone de Salamanca sorprendió a sus comensales con estas normas.

De unos años para acá se han hecho más recurrentes las manifestaciones públicas en contra de los niños, y un bar de Salamanca no se ha quedado atrás al generar polémica por sus políticas antiniños. 

El lugar no soportó más las actitudes de los pequeños y decidió poner restricciones en cuanto a las actividades que pueden realizar en el recinto. De acuerdo con los administradores del lugar, fue necesario ponerle solución al problema de tener niños corriendo, llorando y gritando en el lugar. 

Fue el Bar Livingstone el que desató la controversia y avivó las conversaciones y debates sobre los derechos de los niños al estar dentro de un sitio público.

Estas son las descabelladas reglas

Entre las nuevas normas para el lugar está: los menores no deben separarse de sus padres, no introducir juguetes al bar, evitar llantos, no se puede caminar a los niños y mucho menos correr. 

Así colocaron el anuncio

Sin embargo, la administración del lugar se percató del error de discriminación del que hizo víctimas a los niños.
“Retiraremos inmediatamente el cartel de nuestro establecimiento, y pedimos disculpas a todos los que se pueden haber sentido ofendidos. Los niños son siempre bienvenidos al Livingstone, de hecho el gerente de nuestro local, tiene 3 hijos pequeños y muchas veces ha tenido que salir con ellos”, aclararon.
También podría gustarte