Suiza rechaza introducir la definición heteroexclusiva del matrimonio en su Constitución

49.2% a favor y 50,8% en contra. Este es el ajustado resultado de la consulta popular que podría haber convertido a Suiza en el primer país de Europa occidental en negar constitucionalmente los derechos matrimoniales de las personas homosexuales.

La iniciativa, propuesta por el Partido Cristiano Demócrata popular bajo el título Für Ehe und Familie – Gegen die Heiratsstrafe, pretendía excluir de la institución matrimonial a las personas homosexuales a través de una argucia semántica.

El objetivo del CVP era bloquear cualquier regulación futura de los derechos matrimoniales de las personas homosexuales -un derecho todavía no reconocido en el territorio alpino- y para conseguirlo introdujo tal reforma en una iniciativa que pretendía mejorar los beneficios fiscales de las parejas -heterosexuales, claro- casadas.

A través de la definición hetroexcluyente del matrimonio en su Constitución, el Partido Cristiano Demócrata conseguiría que el actual proyecto de ley de matrimonio igualitario nunca se desarrollase legislativamente al contradecir la ley superior.

La apretada victoria del ”no” deja libre el debate y tramitación futuros de la Ley de Matrimonio Igualitario suiza. No obstante, se esperan nuevos movimientos ultrarreaccionarios para evitar el reconocimiento de este derecho fundamental en un país que a pesar de haber reconocido a sus parejas homosexuales en 2007 todavía no les ha extendido derechos inherentes a este estado civil como la adopción limitada y conjunta.

También podría gustarte