Estonia, primera ex república soviética que reconoce la unión civil homosexual

Aunque hace un par de semanas la cosa no estaba nada clara, finalmente el Parlamento de Estonia ha aprobado la ley de uniones civiles que contempla los enlaces entre personas del mismo sexo.

La ley, que pasó con un estrecho margen de 40-38, establece la protección legal de las parejas no casadas que viven juntas, equiparando los derechos de las hetero y homosexuales. Durante la votación, 10 de los 101 legisladores se abstuvieron de votar, mientras que 13 no acudieron a la cámara.

Esta ley ha prosperado después de meses de feroces campañas por parte de los sectores conservadores y religiosos. No obstante, el resultado puede sentar un precedente que repercuta en otros ex estados soviéticos donde la legalización delos derechos LGTB no ha llegado tan lejos todavía.

Tras su aprobación, el director del Centro de Derechos humanos de Estonia, Kari Kaesper, ha manifestado:

El paso de de esta ley envía un mensaje muy importante: Estonia es un país que respeta los derechos humanos […] Especialmente tras los último hechos que están sucediendo en Rusia’

La ley, que entrará en vigor en enero de 2016, otorga a las parejas no casadas -con independencia de la orientación sexual- los mismos derechos a la propiedad, la herencia y los familiares. También permite que una pareja para adoptar a los hijos del otro cónyuge.

El apoyo público a las uniones del mismo sexo en Estonia es superior a la de sus vecinos bálticos, aunque de baja intensidad. Una encuesta realizada el pasado mes de agosto cuestas en agosto mostró que el 34% de los estonios respaldaba este proyecto de ley, mientras que el 58% estaba en contra.

También podría gustarte