Medio millón de personas cubren Copacabana de arcoíris en el Rio Pride

Nadie quería perderse la celebración del Rio Pride 2016. El sol calentaba como si le fuese la vida en ello. La playa de Copacabana lucía radiante. La música provocaba las primeras risas y las primeras gotas de sudor. Aparecían las pancartas con mensajes LGTB y los organizadores tenían que frotarse los ojos para comprobar que las miles y miles de personas que llegaban a la marcha no eran parte de un sueño… y es que la 21 edición del Rio Pride ha conseguido reunir a más de medio millón de personas.
 

Una multitud que bajo el lema ‘Yo soy mi Identidad de Género’ se dedicó a paladear la solidaridad, la diversidad y la inclusión mientras sus cuerpos vibraban al ritmo de la samba.
 

Los asistentes llevaban ataudes y guirnaldas, para representar y recordar a las víctimas de la homofobia, que sólo en el 2016 se ha cobrado la vida de 300 personas en Brasil. 
 

Siguiendo con el aspecto más político del Río Pride, buena parte de la marcha se centró en demandar un proyecto de ley que incremente la igualdad LGBT en el sistema de salud del país.
 

Copacabana emitía un brillo arcoíris gracias a la bandera de 125 metros de largo que se desplegó a lo largo de la playa. Las asociaciones LGTB distribuyeron 400.000 condones (llamadnos suspicaces pero algo nos dice que ya se han agotado) y las demandas de igualdad se confundían entre la purpurina, los besos de colores y las muestras de hermandad. 
 

Todo para conseguir que el Río Pride sea una de los festejos LGTB más importantes del mundo. 

Comentarios (0)
Añadir Comentario