Predicador radiofónico atribuye matanza en La Vegas a grupo ‘gay nazi’

Rick Wiles es un fundamentalistas radical religioso de extrema derecha que difunde sus extravagantes (por no llamarles dementes) creencias a través del programa radiofónico TruNews. La última de las  creativas (otra vez nos ahorramos el concepto de dementes) teorías sensacionalistas de conspiración del singular locutor, afirma que el tiroteo de Las Vegas fue producido por un escuadrón gay nazi (¡ALARMA DE DEMENCIA!)

Tenemos escuadrones de la muerte en este país y están dirigidos por una agencia supersecreta, pero hay participación a nivel estatal y local (…). Habrá un día en que le dirán a los agentes de la ley que ejecuten a sus hijos frente a usted y lo harán‘, sostiene Wiles en su programa, tras la aparición de Jesús Campos en en ‘The Ellen Show’ donde relató su experiencia al ser quien descubrió al tirador que provocó la masacre.

Estados Unidos se ha convertido en un estado nazi (…). Por eso Campos aparece en un programa diurno de entrevistas conducido por una elocuente ‘comedianta’ danzarina y, permítanme agregar, lesbiana, porque este régimen nazi es un régimen nazi gay/lésbico, como los nazis en la época de Hitler. Hitler era bisexual, los principales líderes nazis del partido nazi eran homosexuales. La toma de poder nazi de Alemania fue una toma fascista homosexual militante; eso es lo que está ocurriendo hoy en los Estados Unidos‘, proclama Wiles sacando del armario al mismísimo führer y a sus seguidores y convencido de que las razones que han llevado a Campos a conceder la entrevista a Ellen DeGeneres se deben a una estrategia dirigida por ese «escuadrón nazi» para no correr el riesgo de que desvele información sensible a «periodistas reales».

Claramente el señor Wiles puede hacer uso de su libertad de expresión porque vive en una sociedad democrática, aunque no queda claro si pretende conseguir adeptos a sus teorías o iniciar una carrera de comediante. Como sea, su demencia (se nos acabaron los eufemismos) es peligrosa pues sólo logra promover el odio en medio de un ambiente trágico que en su lugar demanda tolerancia y respeto.