Estas chicas planeaban casarse en 24 países, sin embargo una de ellas está muriendo

En agosto te platicamos sobre la increíble historia de Fleur Pierets y Julian P. Boom, dos chicas que se casaron en Nueva York, pero que iniciaron la hermosa aventura de viajar a cada país del mundo en donde el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal, para volverse a casar.

 

Esta es la nota, por si no la leíste:

Esta pareja gay tendrá 24 bodas para celebrar el matrimonio igualitario

 

Las enamoradas tenían la intención de viajar a 22 países para formalizar su relación, y gritarle al mundo, literalmente, lo mucho que se amaban. Sin embargo, una triste noticia interrumpió su historia de amor, y pintó de gris todos los paisajes que habían visto en sus viajes: a Julian le detectaron múltiples tumores alrededor de su cerebro y corazón.

La noticia le cayó como balde de agua fría a la pareja, y por si fuera poco, los doctores no le dieron a Julian muchas esperanzas, pues los diagnósticos dicen que en 3 meses la mujer de 39 años perderá la capacidad de hablar y de recordar cosas, luego caerá en un coma inevitable.

Fleur compartió la triste anécdota por medio de Facebook a todos sus amigos. “Mi hermosa esposa, el amor de mi vida está muriendo”, escribió Fleur, revelando además que los tumores de Julian habían estado creciendo durante 10 años, y nos confesó algo que no conocíamos: Julian padeció cáncer de mama en el 2016.

Foto: Facebook

 

“Siempre creí en tener un propósito en la vida, en estar en el lugar y el momento adecuados para hacerte crecer. Ahora descubro que sólo hay aleatoriedad”, finalizó Fleur, no sin antes expresar que está eternamente agradecida por haber estado casada durante un año y medio con Julian.

La pareja ha recibido miles de mensajes y correos de todas las personas que se sintieron inspiradas con su increíble historia de amor, y aunque Fleur confesó que por ahora no planea contestar, pues prefiere pasar el mayor tiempo posible con Julian, sí dijo que lee cada palabra y que está totalmente agradecida con cada una de las personas que les ha expresado su amor.

Un amigo de la pareja de nombre Robert Simeon comenzó una colecta de dinero en GoFoundMe con la intención de ayudar a Fleur y a Julian a pagar los costos médicos. “Fleur y Julian tocaron nuestros corazones. Ellas nos inspiraron, y nos ayudaron a darnos cuenta de que no ningún sueño es demasiado loco como para seguirlo”, escribió Robert.

Aunque Julian en tres meses ya no pueda recordar los viajes con Fleur, estamos seguros de que su amor trascendió más allá de su memoria.

Fuente: pinknews.co.uk

 

Te puede interesar:

Paciente de cáncer en Australia quiso casarse con su novia antes de morir