Ejército de Estados Unidos se prepara para aceptar reclutas trangénero

El Pentágono estadounidense acaba de anunciar esta semana que se está preparando para aceptar reclutas transgénero dentro del ejército. La noticia surgió a partir de las recientes órdenes judiciales que bloquearon de forma temporal la decisión del presidente Donald Trump hacia las tropas transgénero.

Jueces de Washington y Maryland dictaminaron en noviembre que los soldados trans podrán sumarse al Ejército apenas inicie el 2018.

“Al revisar las opciones legales con el Departamento de Justicia, el Departamento de Defensa está tomando medidas para empezar a admitir solicitantes transgénero en los servicios militares a partir del 1 de enero de 2018”, declaró el Coronel Dave Eastburn, vocero del Pentágono en una declaración para The Washington Examiner.

La fecha límite podría ser postergada sólo en caso de que el Departamento de Justicia intentara suspender la decisión del tribunal.

Esta decisión retoma la iniciativa del expresidente Barack Obama, quien quería permitir la adscripción de personas transgénero al Ejército sin ningún tipo de restricción. Aunque en julio de este año Trump proclamó algunos tweets al respecto:

“Después de consultarlo con mis Generales y militares expertos, les comunico que el gobierno de los Estados Unidos no aceptará ni permitirá que las personas transgénero presten sus servicios en cualquier departamento del Ejercito”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Y agregó: “Nuestro ejército debe centrarse en una victoria decisiva y abrumadora, por lo que no puede cargar con los enormes costos médicos que los transgénero implican. Gracias.”

Un estudio realizado por el Pentágono reveló que de los 1.3 millones de soldados en servicio activo sólo hay entre 2 mil 500 y 7 mil personas transgénero en Estados Unidos, así que la inclusión no haría mucha diferencia.