Chile está a punto de legalizar la identidad de género

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de Chile ha aprobado muy importantes mejoras al proyecto de ley de identidad de género.  En este sentido, el reciente pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el derecho a la identidad de género resulta especialmente importante cara a un buen resultado final, ya que Chile se encuentra sometido a su jurisdicción.

El proyecto, tal y como ha sido despachado por la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, permite que los mayores de 18 años puedan cambiar su nombre y sexo legal con un trámite administrativo en el Registro Civil sin necesidad de ningún tipo de certificado médico o psicológico. También posibilita que los menores de 18 años soliciten su cambio de nombre y sexo legal, aunque en este caso la decisión deberá ser adoptada por tribunales de familia y el menor deberá contar con el consentimiento de sus padres, madres o tutores legales, además de aportar certificados o testimonios que acrediten la identidad de género. En cualquier caso, ello supone una sensible mejora sobre el proyecto que fue aprobado por el Senado, que negaba a los menores cualquier posibilidad de ver legalmente reconocida su identidad. En relación a las personas casadas el trámite también se realizará en tribunales de familia.

Otra mejora importante es que la expresión de género pasa a ser una categoría jurídicamente protegida y se reforma la “ley Zamudio” contra la discriminación para que también ahí sea incorporada.

Conviene precisar que aunque la próxima semana la Cámara de Diputados avale el proyecto ello no supone el fin del proceso. Como indica la Fundación Iguales, otro colectivo LGTB chileno, el texto debe volver al Senado para ser examinado de nuevo por su Comisión de Derechos Humanos y pasar después a una fase de conciliación en caso de discrepancia entre las dos cámaras.

Bellas y peligrosas: las mujeres criminales más atractivas