Riesgos de usar un condón caducado

Los preservativos pueden duran años si se mantienen en buen estado, sin embargo, lo más recomendable es que cada que tengamos un encuentro sexual utilizar un condón que esté fresco y por ello siempre debemos fijarnos en la fecha de caducidad.

Utilizar un condón caducado es arriesgarte tanto, como si no te protegieras con nada. Te contamos las razones.

Cuando el condón caduca es mucho más probable que se rompa esto porque entre más tiempo pase el látex se va degradando y mucho más si las condiciones en las que lo guardaste no fueron las adecuadas.  Recuerda que los preservativos no deben guardarse en carteras ni en lugares calurosos o húmedos.

Un condón viejo tiende a perder el lubricante lo que deriva a otros problemas, por ejemplo si insistes en tener sexo con un condón sin lubricante es probable que se rompa o de menos irritará la zona íntima de tu pareja. En casos más extremos se han producido desgarres anales y vaginales.

Al romperse más fácilmente puedes contraer una enfermedad de transmisión sexual o en el caso de las parejas heterosexuales un embarazo no deseado (y también una ETS)

Así que mejor no te arriesgues, si es el único que tienes a la mano, toma aire… ¡y busca una tienda cerca!