¿Qué es la hipersexualidad?

La hipersexualidad es caracterizada por un aumento repentino en las conductas y pensamientos sexuales que si no son satisfechos en el momento pueden provocar ansiedad y una necesidad cada vez más fuerte de obtener placer a como dé lugar.

Al aumento de lívido en mujeres se le llama ninfomanía y en hombres satiriasis. Este padecimiento, fuera de ser placentero, puede causar varios problemas entre ellos el bajo rendimiento en todos los aspectos, laboral, sentimental o escolar, pues cada vez los afectados piensan más en satisfacer sus necesidades y menos en otras actividades.

Las personas con hipersexualidad pueden ser más propensas a contraer una enfermedad de transmisión sexual pues sus impulsos son tales que los pueden llevar a buscar sexo en cualquier lugar, prostíbulos, bares, fiestas e incluso en redes sociales o aplicaciones para contactar citas por internet.

Lo malo es que aunque consigan tener relaciones frecuentemente nada los llena y cada vez intentan nuevas prácticas para satisfacer sus necesidades, sin embargo, nunca es suficiente.

De igual manera, los riesgos de contraer una enfermedad de transmisión sexual son aún mayores, pues su comportamiento desenfrenado los lleva a tener sexo en cualquier lugar y casi con cualquier persona, la conozcan o no.