¿Con-don quién? ¡Cómo elegir el mejor preservativo!

El preservativo masculino, es decir, el condón, siempre debes utilizarlo cuando tengas relaciones sexuales, es algo que puede hacer la diferencia entre la vida y la pérdida de la salud o inclusive la muerte derivada de alguna ITS severa. Ahora viene la pregunta que muchos nos hacemos:  ¿cómo elegir un condón?, ¿cuál es el adecuado para mi?

La respuesta más fácil y obvia: El que más te acomode y te guste.

De verdad, no es broma, hoy en día existe una gran variedad de ellos, los puedes encontrar con miles de sabores, texturizados, de colores, con lubricante extra, inclusive algunos dicen ser de mayor tamaño por si los otros no son lo suficientemente grandes para ti o tu pareja.

Hay tantas opciones como gustos y de seguro existirá alguno específico para lo que tienes planeado, por ejemplo, si tienes ganas de una sesión de sexo oral sería recomendable comprar condones de sabor (chocolate, uva, fresa, chicle);  ahora bien, si eres de los que gusta dar un preámbulo erótico podrías inclinarte por alguno de color fosforescente e inclusive si visitas la sex-shop adecuada hallarás condones con diseños bastante extravagantes, solo presta atención si estos preservativos son útiles para tener sexo o si únicamente son de broma para lucirlos puestos y posteriormente debas cambiarlos por uno clásico para realizar el acto sexual. Tampoco te pierdas la oportunidad de probar los texturizados.

En general, cualquier condón bien utilizado te protege de la misma manera, desde los más caros, importados del extranjero que prometen maravillas, hasta los que te obsequian en el IMSS y otras instituciones de salud.

Otra aspecto muy importante a tomar en cuenta es el lugar donde los adquieres y almacenas o transportas, he aquí unos breves tips para responder a tu pregunta sobre cómo elegir un condón:

  • Adquiere los condones  en locales establecidos (farmacias, supermercados, sex-shops). Esto te permite tener un poco más de seguridad acerca de su origen genuino y correcto almacenaje, para no ser víctima de imitaciones o marcas de pésima calidad que sólo pueden ser vendidas en tiendas no reguladas.
  • Verifica la fecha de caducidad. No se trata de alimentos, pero de igual manera los condones tienen componentes con vida limitada y una vez superada esta fecha no deben ser usados, no porque te causen algún daño, sino porque la efectividad de la protección disminuye drásticamente.
  • No exponerlos a la luz directa del sol.
  • No los guardes en la cartera. Muchos cometen el gran error de guardarlos en la cartera y traerlo siempre por si se necesita… Sin embargo ese es uno de los peores sitios donde lo puedes guardar porque al tener la cartera muy cerca de tu cuerpo es normal que se caliente a temperaturas no aptas para el condón, además será más proclive a sufrir fricciones contra los objetos en que te sientes o con los mismos billetes o monedas.
  • Compra una condonera. Así como existe gran variedad de condones, las condoneras que son envases especiales para guardar los preservativos también cuentan con gran cantidad de diseños, algunos bastante ingeniosos y discretos que hasta pueden pasar desapercibidos en tu llavero o como una caja de chicles.
  • Verifica la integridad de la envoltura justo antes de usarlo. Que no te gane la calentura y dale unos dos segundos a la revisión del empaque del condón justo antes de usarlo, si tiene agujeros, se ve muy maltratado o muy aplanado, lo mejor será buscar otro condón debido a que  lo más seguro es que el condón se ha dañado y corres riesgo de que inclusive ya este perforado.
  • Usa lubricante. El mejor compañero del condón es el lubricante, disminuye la fricción al momento de la penetración con lo cual evitas se rompa y mejor aún, no causas dolor a tu compañero.

Para mayor información acerca de la calidad de cada marca, no dudes en consultar los análisis de realizados por la PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor) quienes periódicamente publican sus resultados, siendo las marcas Sico y Durex quienes encabezan la lista como productos de excelencia.

El mensaje final es: no importa tanto la marca del preservativo, lo importante es que lo uses correctamente, atrévete a probar cada uno y quédate con el que más te agrade.