El actor y activista Daniel Franzese: el oso favorito de Hollywood

En una entrevista con Chubstr, el querido actor, activista e icónico oso Daniel Franzese habló sobre los altibajos de ser un chico grande en Hollywood.

Franzese, quien actuó en Mean Girls y Looking, le dijo a los entrevistadores cómo su peso le ha afectado al asumir diversos papeles. Y lo sorprendente es que ser pesado no ha afectado estas posibilidades. “Cada vez que he perdido peso, obtengo menos papeles”, comentó.

En su lugar, estar entre estos dos (o muy delgado o muy grande) es muerte profesional. “Una vez alguien me dijo: puedes ganar 50 libras, o perder 50 libras, pero no puedo venderte así como estás en este momento”, dijo. “Si estás en medio, es un poco más difícil”.

Pero Franzese dice que su tamaño viene con ciertas dificultades en el set – principalmente cuando se trata de instalaciones. Él no es un fan de los mini-remolques llamados “honeywagon”. ¡No quepo en esos! No me siento cómodo allí. Es como poner un gorila en un refrigerador”, dice.

También es alto, así que las sillas tampoco son sus amigas. “Incluso la silla en la que estoy sentado ahora, mis piernas están dobladas y no estoy sentado como una persona normal”, dijo, añadiendo, “y los asientos traseros de los coches, no bueno.”

Franzese también dio algunos consejos de estilo. “En lugar de comprar un montón de cosas que están mal ajustadas, gasta en una o dos piezas de firma, después, mézclalo con algunos básicos fundamentales o con algo vintage divertido”. Añade, “Me encanta ir de compras a tiendas vintage, especialmente en el Medio Oeste, ahí la gente es más grande”.

El actor y activista habló sobre cómo desarrolló un sentido de confianza sobre su cuerpo. “Tuve que fingir, era como, si no tengo confianza en mi, yo soy un actor y debo actuar como si estuviera seguro de mi”, dijo. Al parecer, el clásico “fíngelo, hasta que te salga” funciona. “Incluso si inicialmente no crees en ti mismo, otras personas te creen, y eventualmente terminarás creyendo en ti mismo”.