Esto es increíble: ¡Es Cura y Drag Queen a la vez!

La INCREÍBLE vida de este CURA GAY que por las noches se convierte en DRAG QUEEN prostituta.

Con la iglesia hemos topado otra vez, más exactamente con un párroco que probablemente no le haga ni pizca de gracia al Papa ni a gran parte de su círculo. Un cura gay se convierte en drag queen por las noches.

Es una historia que ya tiene un tiempo pero se ha vuelto a poner de moda en las redes sociales y está llegando a mucha gente que no conocía la historia del padre Antonio.

Este sacerdote de la Iglesia católica independiente de la Caridad descubrió desde muy pequeño tres cosas: que era homosexual, que le encantaba la música y que quería ser cura.

Y unió estos tres puntos así: de día se pone su sotana y su alzacuellos para dar misas, pero por la noche se transforma por completo en una drag queen llamada Big Mama.

“Decidí que esta noche me voy a vestir de prostituta”, dice el cura en este vídeo entre risas.

Y así es: se viste de drag queen con su peluca y su sujetador al aire para que los hombres le dejen dinero en su ropa interior. ¿No te parece completamente fascinante ver las dos caras de esta moneda?

Un sacerdote drag queen es justo lo que la iglesia necesita para modernizarse.