10 canciones que se convirtieron en himno gay

Porque siempre es un buen día para recordar canciones que se volvieron un himno gay pues más allá de sólo animarnos y prender la fiesta, estas rolitas representan la lucha y esfuerzo por la que muchos miembros de la comunidad tuvieron que pasar hasta por fin sentirse libres.

Así que aquí te dejamos el playlist para que sientas mucho orgullo de pertenecer a la comunidad gay:

I will survive- Gloria Gaynor

Una de las canciones número uno y reconocida a nivel mundial como un himno gay. La letra señala la lucha de los derechos de las personas gays de aquella época. Además de que es una de las canciones más usadas por los imitadores.

Macho Men- Village People

La canción que en ningún antro puede faltar y cuya coreografía de seguro de sabes de memoria. Habla sobre algunos estereotipos de los gays.

I want to break free – Queen

¿Qué más podemos decirte? Freddy Mercury es todo un icono gay y además del video donde aparece de mujer, la letra dice mucho de la comunidad LGBTI.

Born This Way- Lady Gaga

Esta es una canción al valor y la lucha gay además de crear conciencias contra la homofobia que existe actualmente. EL video está lleno de referencias gays.

 

Mujer contra mujer- Mecano

Letra de amor entre dos mujeres que llevan una relación secreta y que temen ser descubiertas. Todo un himno gay.

Believe- Cher

La cantante es considerada todo un icono gay. Así que muchas de sus canciones son bienvenidas a esta lista.

 

Express Yourself- Madonna

La Reina del pop y también nuestra reina gay, Madonna se ha caracterizado por defender los derechos de la comunidad gay en todas partes del mundo. Otro tema clásico que todos bailamos en la disco es Vogue.

 

Todos me miran – Gloria Trevi

Simplemente el oír la letra de la canción es toda una inspiración para cualquier chic@ se anime a salir del closet.

 

A quién le importa- Alaska

La canción expresa mucho de los que quiere decirle uno cuando comienzan a ofender a cualquier persona gay.

 

Beautiful- Christina Aguilera

Canción que resalta la autoestima sin importar el color de tu piel, raza o preferencia sexual.