Tipos de culos

0

 

Maripi/ 19-11-2009

Según la Real Academia de la Lengua, la definición literal de culo es ‘el conjunto de dos nalgas’ o -en algunos animales- ‘la zona carnosa que rodea el ano’.

Sin embargo, para nosotros, la expresión más sencilla y práctica que define el culo es ‘una de las partes que más nos pone de un hombre’.

Más grandes, más pequeños, aplatados, respingones, planos… Los hay de todos los tipos y para todos los gustos. Y cada hombre suele tener su tipo de culo preferido.

Como un homenaje a esa parte del cuerpo que se lleva casi todas las miradas, hacemos un repaso de los tipos de culos más excitantes

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Él es uno de los más perfectos. Y por tanto, uno de los que más suelen gustar. Los hombres con un culo respingón se caracterizan por tenerlo bien colocado, hacia arriba y dando la sensación, a los ojos que lo miran, de que está en plena forma.

Por eso, los deportistas, y en especial los jugadores de fútbol, suelen ser un buen ejemplo de culos respingones.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores”

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Duro, musculado y turgente. Así es el culo prieto. Un trasero, generalmente con forma redondeada, que dista poco entre las dos nalgas, evitando la incomodidad de que el gallumbo se te meta por el medio, y que da una muy buena sensación de firmeza.

Todavía más que el culo respingón, este trasero suele ser típico de aquellos hombres que practican habitualmente algún deporte o que se machacan diariamente en el gimnasio

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Como su propio nombre indica, el culo flan es el típico que sobresale un poco de perfil y que se contonea de arriba abajo y de derecha a izquierda cuando el hombre está en pleno movimiento.

Lejos de parecer un trasero flácido, toquetearlo y masajearlo suele resultar todo un placer debido a su gran maleavilidad

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Ancho y grande. Ésos son los dos calificativos que mejor definen este tipo de culo.

De enormes proporciones, el culo tanque suele ser muy típico en aquellos hombres de constitución fuerte, al menos de cintura para abajo. Y con unos aductores que tienden a rozarse al caminar, sin dejar que se perciba entre las piernas esa forma que se conoce como ‘corazón’.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Un poco más flácido y voluminoso que el culo tanque, el culo mesa camilla suele ser propio de los hombres con caderas anchas. O lo que comúnmente se conoce como cartucheras.

Aunque estéticamente no sea quizá de los más bonitos, suelen ser el culo perfecto para aquéllos a quienes les gusta que tengan donde tocar y agarrar.

 

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Este tipo de culo es aquél que resulta difícil de verlo a simple vista, si no es de perfil. Con escaso volumen y muy poca protuberancia, los culos planos suelen ser una continuación inapreciable de la pierna. Esto es que la curva que una las piernas con la espalda es prácticamente recta.

A pesar de ser un culo no demasiado resultón para los ojos de los que lo miran, hay muchos hombres que lo consideran de lo más atractivo.
 

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Un tanto similar al culo plano es el llamado culo galgo. Este trasero lo tienen los hombres de constitución delgada y con poca chicha.

Por eso, al contraer los músculos traseros, a la altura de los huesos de las caderas se dibujan una especie de hoyuelos que hacen todavía más apreciables y resultonas sus nalgas.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Pero no sólo las formas son atractivas sino también el estilo o la estética de los culos.

Hay muchos hombres que a pesar de la edad, siguen conservando el mismo culo que cuando eran unos niños. Redondos, suaves y sin ningún pelito, ni siquiera el más mínimo vello. Y sin necesidad de depilación.

De ahí que normalmente sean culos que resulten muy agradables al tacto y que visualmente provoquen un efecto muy tierno y evocador.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Ellos son el extremo opuesto de los culos de niño. Traseros peludos y con bastante vello, en los que se podría incluso hacer unas trenzas. Los culos peludos son propios de esos hombres en los que el pelo abunda por todas las partes de su cuerpo.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Y entre uno y otro, está el de ni mucho ni poco. El culo pelusilla. Éstos son los traseros que sin llegar a pecar de abundancia exagerada, tienen ese cierto vello o pelusilla que estéticamente también resulta muy atractivo y sobre todo, muy suave al tacto.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Producto de esos meses veraniegos y de liberación sexual está el culito de leche, es decir, el culo con marcas.

Ya sea del tanga, del slip o del boxer, un trasero virgen por el sol del verano, y que resalte sobre el moreno del resto del cuerpo, suele ser uno de los estilos que más ponen en el momento de la diversión sexual.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Pero si el culo con marcas suele poner bastante, un culo curtido y moreno, tampoco se queda atrás.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Y qué decir de los que incitan a soltarle algún que otro cariñoso azote.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden

Posturas, lugares, vestimenta…Un buen culo es aquél que permite dar rienda suelta a la imaginación del que lo mira.

· Galería: Calzoncillos ”elevadores” 

· Galería: 7 Claves para tener tus calzoncillos en orden