Las diez mejores ciudades gays

0

Elegir la ciudad donde establecerse, donde vivir y trabajar, no es tarea fácil. Y más si eres homosexual. Por eso, antes de dar el paso definitivo de mudarse hay que pensárselo bien.

Varios estudios del sector tienen claro cuáles son las diez mejores ciudades para vivir si eres gay y en las que más comodidades y más a gusto te puedes llegar a sentir.

Nueva York, Londres y Berlín están en la lista. No es de extrañar. Pero, ¿sabes cuáles son las demás?, ¿Y tú a cuál te irías a vivir?

Es una de las ciudades más populares para los turistas gays. Su elevado nivel de vida, su particular paisaje y su ambiente liberal la han convertido en uno de los destinos más atractivos para el colectivo homosexual.

Muy consolidado el movimiento LGTB desde la década de los setenta, la población gay de San Francisco asciende ya a los dos cuartos del total de sus habitantes.

Aunque con restaurantes, bares, discotecas y hoteles propios para la comunidad gay a lo largo de toda la ciudad, el epicentro de la movida gay se sitúa en el Castro Street (Calle Castro), también llamado Eureka Valley, cuya población es mayoritariamente gay y lesbiana.

Castro Street es muy conocido por ser la sede del mítico político gay Harvey Milk.

Nueva York es una de las ciudades donde la comunidad gay tiene una actividad más intensa y más abierta, especialmente en algunas áreas de Manhattan.

El West Village junto con Chelsea son los barrios gays por excelencia mientras que Greenwich Village, al oeste de Manhattan, es el centro de una gran actividad cultural. En esta zona se ubican además la calle Christopher y la mítica posada Stonewall, lugar en el que se sucedieron los famosos disturbios en 1969 y que dieron lugar al movimiento de liberación gay.

Muy consolidada ya, en los kioscos de estos barrios se encuentra la revista ‘Time Out Nueva York’, destinada principalmente a los turistas, que ofrece una amplia información sobre los puntos más álgidos de la comunidad gay neoyorquina.

Está considerada una de las ciudades más gayfriendly del mundo, por encima de otras como Amsterdam o Toronto.

Los bares y los restaurantes gays, las áreas de Darlinghurst y Newtown así como el famoso festival Mardi Grass han sido algunos de los motivos que han contribuido a tal elección.

¿Te parece una buena ciudad para vivir?

La elección de Copenhague, capital de Dinamarca, como una de las mejores ciudades para que los gays vivan tiene mucho que ver con su larga historia de tolerancia al convertirse en uno de los primeros países en reconocer las uniones del mismo sexo.

En la actualidad, casi un 70% de los daneses aprueban las uniones homosexuales.

Un dato curioso de esta ciudad es que su primer bar gay abrió sus puertas hace más de ochenta años. Todavía en activo, cuenta incluso con una emisora de radio, Radio Rosa.

La ‘ciudad del amor’ es otras de la más admiradas por su tolerancia y por el respeto a la diferencia.

Aunque con un nivel de vida muy elevado, y no apta para todos los bolsillos, París cuenta con una zona gayfriendly muy amplia. Principalmente en los primeros distritos de su margen derecha, alrededor del Chatêlet y el Ayuntamiento, más concretamente en el barrio de Marais (en el distrito cuatro).

Con una gran oferta y variedad de bares y restaurantes, la bandera del arco iris pinta de color habitualmente las calles parisinas.

Ciudad urbana y multicultural por excelencia, Londres es uno de los destinos más gayfriendly de Europa.

Desde que en 1967 la homosexualidad fuera legalizada, Londres se han convertido en uno de las ciudades más tolerantes con los gays.

Ubicado en el centro de la ciudad, el Barrio Soho es uno de los lugares con mejor ambiente gay de la ciudad. Brixton, Hampstead, Hackney y Vauxhall son otros de los barrios gays más visitados.

Con un alcalde abiertamente homosexual, Klaus Wowereit, la ciudad de Berlín es uno de los mayores referentes gays de Europa. Y el Kit Kat Club uno de los clubs de la movida gay desde mediados del siglo pasado.

Cada año se crean más y más restaurantes, bares, hoteles y locales destinados a los gay en Berlín. Un buen ejemplo es el Asta Nielsen Haus, que ha abierto este mismo año, y que se conoce como la primera casa-residencia para ancianos gays.

Desde que en 2001 Países Bajos fuera el primer estado del mundo en reconocer el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo, el turismo y la población gay ha ido en aumento año tras año en la capital.

Uno de los lugares gays más famosos de Amsterdam es el hotel Golden Bear, en activo desde 1948 en Kerskstraat.

Además, una de las zonas más conocidas de la ciudad por su visibilidad gay es la plaza Rembrandtplein y sus inmediaciones.

Mykonos es otra de las poblaciones más gays de Europa. Su buen ambiente gay, tanto diurno como nocturno, ha sido fundamental para que esta isla griega sea uno de los destinos gays más buscados desde los sesenta, especialmente en los meses de verano.

Y de Mykonos hasta Barcelona. Ella es la única ciudad española que se encuentra en la lista de la mejores ciudades gays para vivir. Las leyes españolas, en lo que al matrimonio y la adopción se refiere (aunque ahora no pasen por su mejor momento) y su estiloso y tolerante modo de vida mediterráneo han sido las claves para su inclusión en la lista.