Cine porno gay

0

Rodolfo Fo / 07-09-2007

¿Quién es quién dentro del porno gay? ¿Cuáles son los mejores estudios? ¿Cuál es la productora que más se acerca a tus gustos? ¿Quién tiene los mejores modelos? ¿Qué diferencias hay entre el porno producido en Europa y en Estados Unidos?

Durante las siguientes páginas vamos a repasar los mejores y más populares estudios de porno gay. Una guía sobre las productoras que marcan tendencia en el mundo del porno dirigido a homosexuales

Desde que la productora eslovaca Bel Ami hizo su aparición, nada volvió a ser igual en la industria del erotismo y el porno gay.

Su estilo, de estética limpia y softcore, basada en la belleza adolescente de los efebos protagonistas (la mayoría centroeuropeos y muchos heterosexuales, como el popular Tim Hamilton), triunfó rápidamente entre los aficionados (y alguna que otra aficionada) que buscaban un porno menos agresivo y más sensual.

Tino Boys, por su parte, es la versión amateur de Bel Ami. De filiación pedófila (aunque, por supuesto, todos tienen 18 años), los ‘chicos de Tino’ son algo así como los descartes de Bel Ami. Porno del este, prosaico y mundano.

– Bel Ami.

– Tino Boys

Es el gigante americano del porno gay. Empezó editando loops en los 70 y ha llegado al cambio de milenio convertida en una de las más importantes productoras de hardcore gay.

A pesar de la competencia cada vez más dura y los cambios en el consumo de pornografía, sigue siendo todo un referente de porno gay a nivel mundial. Porno mainstream de gran presupuesto y estrellas del género, adecuado para el gusto mayoritario.

– Falcon Studio

Son las tres competidoras de Falcon, tres productoras estadounidenses que luchan por romper la hegemonía del clásico estudio de porno gay.

Porno hardcore muy americano, con modelos musculados, viriles e interraciales, y directores tan reconocidos como Chi Chi La Rue.

– Colt/Buckshot.

– All Worlds.

– Hot House.

Jean Daniel Cadinot es el abuelo de la pornografía gay francesa. Y ahí sigue. Desde sus primeras películas en los 80, donde no existían los preservativos, a sus últimas y premiadas producciones.

Cadinot se desmarca del porno yanqui o de Bel Ami apostando por una estética más amateur, jugando la baza de la cotidianeidad con jóvenes actores franceses o norteafricanos.

Dolphin, por su parte, es el Bel Ami francés. Adolescentes en el límite de la edad legal viviendo sus primeras experiencias homosexuales.

– Cadinot.

– Dolphin

Fiel a su fama, el porno gay alemán de más éxito está especializado en sexo extremo. Hay varias, pero la productora que marca el paso es la berlinesa Cazzo.

Hardcore cañero y sin concesiones, no apto para admiradores de Bel Ami.

Aunque para sexo extremo nada mejor que las películas de la productora caforniana Dick Wad. Fist, pissing, orgías, corridas faciales y anales… Y todo, por supuesto, cien por cien bareback.

– Cazzo.

– Dick Wadd

Son los reyes del sexo con actores muy musculados y con vello. Hardcore que derrocha testosterona y fetichismo extremo, pero algo más estiloso que Dick Wad o el porno alemán.

– Raging Stallion

Y para acabar, vamos con un subgénero que en los últimos años ha vivido un auge sin precedentes: el porno oso.

De todas las productoras, la de mayor presencia es Cyber Bears. Grandes osos americanos con mucho pelo, muchas curvas y mucho cuero.

– Cyber Bears