Portal para gays y lesbianas que ofrece información de la actualidad gay

Sexo poliamoroso, ¿es para ti?

El sexo grupal es una de las fantasías que no distingue género. Si ya se te metió en la cabeza intentarlo, te dejamos algunos consejos súper importantes que debes tener en cuenta antes de practicarlo.

Platícalo con tu pareja

El hecho de que tú y tu pareja entren en una dinámica de sexo grupal requiere un consenso absoluto, o sea que realmente sea el deseo de ambas partes.

Pon a volar tu imaginación

Mientras estés teniendo sexo con tu pareja trata de imaginar al tercero o tercera en cuestión. ¿Cómo entraría a escena? Imagina y platica con tu pareja cómo es que la escena grupal se pinta en su cabeza. Esto les va a ayudar a poner los pies sobre la tierra y establecer si estarían dispuestos a que lo que imaginan se haga realidad, y si no tienen problema con eso. ¿Cómo te sentirías al ver a tu pareja sexualmente con otra persona?

Elijan bien a la persona o personas que los acompañarán en la cama

De una vez por todas olvídate de invitar al mejor amigo de tu novio, a tu vecino o a tu compañero de clase, es decir, a cualquier persona con la que tengas trato directo. El chiste es evitar cualquier lazo emocional porque, como imaginarás, las cosas pueden salir muy mal. De igual forma tienes que ser muy cuidadoso con cualquier otra persona que se vaya a involucrar sexualmente ese día contigo y con tu pareja. Evita cualquier tipo de riesgo.

¿No tienes pareja pero quieres formar parte de sexo poliamoroso?

Tienes que tener el mismo cuidado que cualquier otra persona. No te metas en la cama de personas que no son seguras, y está de más decirte que debes usar preservativos.

Lo más importante:

  • No obligues a tu pareja a practicar sexo poliamoroso si no está completamente segura ya que podrías provocar un conflicto grave en tu relación.
  • No olvides los aspectos legales, o sea nunca con menores de edad, nunca con personas con alguna discapacidad que les impida tener pleno uso de razón, y nunca con alguien que esté bajo el efecto del alcohol o drogas.
  • El consenso debe estar vigente en todo momento. Si ya en plena acción alguien decide parar porque no se siente bien, está en todo su derecho de retirarse sin amenazas, groserías o cualquier cosa por el estilo.

Si necesitas inspiración puedes ver esta serie en Netflix que habla sobre el poliamor.