Oscar Wilde, ícono de la liberación gay, es homenajeado con un templo en Nueva York

Después de 20 años aguardando para su inauguración, los artistas norteamericanos  David McDermott y Petter McGough, abren las puertas del primer templo religioso dedicado al famoso escritor británico Oscar Wilde, quien es también un ícono de la comunidad LGBT. Las mentes detrás del proyecto señalaron que este homenaje busca exaltar cómo la vida de Wilde ha inspirado a múltiples generaciones de homosexuales para luchar por los derechos de las personas LGBT y para valorar sus propias vidas.

El templo de Oscar Wilde fue instalado en el sótano de una iglesia ubicada en la ciudad de Nueva York, en el barrio de Greenwich Village, cerca del mítico bar Stonewall Inn, donde iniciaron las revueltas que dieron origen al movimiento LGBT en Estados Unidos.

David y Petter se decidieron a instalar el templo a Oscar Wilde debido al contexto político que vive su país, debido al posicionamiento homofóbico y transfóbico de Donald Trump, quien retiró las protecciones hacia los estudiantes transgénero que la administración de Obama había instalado; prohibió el acceso de las personas trans al ejército; y ha apoyado la libertad religiosa, un supuesto que esconde posicionamientos de odio en nombre de las creencias religiosas.

Cabe mencionar que la importancia de Oscar Wilde en la cultura radica en el hecho de que el reconocido escritor,  fue sentenciado a prisión por “conductas inapropiadas” y acusado de sodomía por parte del marqués de Queensberry luego de mantener un romance con el hijo de éste, Lord Alfred Douglas. Wilde pasó dos años en prisión, y tras salir de la cárcel se quitó la vida.

El templo en homenaje al escritor inglés funcionará como sede de conferencias y ceremonias religiosas como casamientos; además, podrá ser rentada para otras actividades. La instalación permanecerá hasta el 2 de diciembre, fecha en la que cambiará de sede, pues se instalará en un recinto religioso en Londres.