Portal para gays y lesbianas que ofrece información de la actualidad gay

5 mitos sobre los gays Pasivos

Muchos utilizan el término ‘pasivo’ con una connotación ofensiva, pero ¿qué tiene de ‘malo’ ser pasivo? Absolutamente nada, sin embargo, los prejuicios y estereotipos han alimentado la idea sobre que el pasivo es inferior al activo. Te dejamos aquí algunos de los mitos más escuchados sobre los gays pasivos.

Es la ‘mujer de la relación’

Es falso que los gays pasivos sean la mujer de la relación. Las mentes cerradas relacionan casi en automático el ser penetrado con la delicadeza o la femineidad, sin embargo, una cosa no tiene que ver con la otra. En una pareja de gays no tiene por qué existir el rol de un hombre y una mujer.

No le gusta penetrar

Que prefieran ser penetrados que penetrar no quiere decir que en ningún momento de su vida vayan a experimentarlo o simplemente que no quieran hacerlo. En algún punto activos y pasivos pueden intercambiar roles en la sexualidad, al menos por curiosidad.

Es afeminado

Los roles sexuales nada tienen que ver con el comportamiento de las personas. Si hay a quienes les gusta tener ciertos ademanes, o gestos, eso para nada tiene que ver con si les gusta penetrar o ser penetrados.

Puedes identificarlos con solo verlos

El mito más escuchado sobre los pasivos como verás, tiene que ver con esa idea que los asocia con lo femenino, delicado, vulnerable, frágil y delgado. No hay claves para saber quién es pasivo o no. Eso es algo que solo se puede ver durante el sexo.

Se dejan hacer de todo

El que les guste ser penetrados no quiere decir ni que lo hagan con cualquier hombre, ni que se ‘metan’ todo lo que pueden por el ano. Como en todo hay gustos y antes de experimentar nuevas formas de placer siempre debe haber consenso.

¿Conoces más? ¡Cuéntanos!