Riesgos de contratar a un sexoservidor

Contratar a un hombre para pasar una noche desenfrenada puede parecer una buena idea hasta que nos ponemos a pensar en los riesgos que se corren al contratar a un sexoservidor. 

De entrada, si vas a quedar con uno de ellos, es importante que no lo hagas en tu casa o en la casa o departamento de él, el mejor lugar para el sexo casual es un hotel, así si las cosas se ponen extrañas siempre puedes salir huyendo y regresar a tu propio camino, sin que estés lejísimos en una zona donde nadie te conoce y tu no conoces a nadie.

Sobre las enfermedades de transmisión sexual nunca sobra decir que hay que estar alerta. No te vamos a decir que tengas una sola pareja sexual en tooda tu vida, pero si ten cuidado con quien tienes intimidad, recuerda que hay prácticas como el stealthing, en las que, aunque tú veas claramente como se pone el condón, puede quitarselo en el momento inesperado y contagiarte alguna ETS como VIH, VPH, hepatitis o al menos darte un buen susto.

En los anuncios lo más probable es que el sexoservidor te ofrezca absoluta limpieza y discreción, así que ya si ya estás más que puesto para la acción lo mejor será que te asegures que en efecto, será higiénico y sobre la discreción, solo queda confiar en que así sea, (tampoco puedes controlarlo todo).

Prácticamente, tener sexo con un sexoservidor implica los mismos riesgos que tener sexo con cualquier otra persona, con la única diferencia que de él no sabes nada. Por ello, tengas con quien tengas relaciones siempre utiliza preservativo y en este caso, nunca está de más dejarle los datos sobre dónde estarás a un amigo cercano, por puritita seguridad.