Matrimonio igualitario declarado como ilegal en Bolivia

Mientras en lugares como Australia se está viviendo una batalla para que se legalice el matrimonio igualitario, existen países como Bolivia que siguen dando muestras de retroceso en el tema de los derechos de la comunidad LGBT+, convirtiendo a sus integrantes en ciudadanos de segunda al declarar como inconstitucional una fracción de un artículo de la Ley de Identidad de Género del país, pues dicha porción permitía el matrimonio entre personas transgénero que había realizado su cambio de identidad de género y personas cisgénero, algo que las autoridades interpretaron como matrimonio homosexual.

Dicha ley establecía que las personas transgénero que hicieran su cambio de género de forma legal podían “ejercer todos los derechos fundamentales, políticos, laborales, civiles, económicos y sociales”, por lo que las personas trans podían acceder al matrimonio y casarse.

Así por ejemplo, una mujer transgénero en Bolivia que había hecho su transición legal podía casarse con un hombre cisgénero sin ninguna complicación, pues legalmente eran una pareja conformada por hombre y mujer, una condición que la ley establece para que se pueda llevar a cabo un matrimonio.

Sin embargo, los grupos conservadores y religiosos se escandalizaron y un grupo parlamentario, dirigido por Horacio Poppe, perteneciente al Partido Demócrata Cristiano, presentó una demanda en contra de esta sección de la Ley de Identidad de Género al alegar que atentaba en contra de la “familia tradicional” (¿No se cansan de sus términos retrógradas?)

Aunque la sentencia emitida no afectará el cambio de identidad de género, sí fastidia todos los derechos que conllevan este cambio de identidad jurídica. Por su parte, Poppe indicó que el siguiente paso es anular todos los matrimonios que se efectuaron al amparo de esta norma desde 2016 que fue emitida la Ley de Identidad de Género, haciendo que nos preguntemos por qué no puede meterse en sus propios asuntos y dejar vivir al mundo en paz.