Las películas lésbicas más influyentes de los últimos años

0

¿Las películas lésbicas más influyentes de los últimos años? Veamos…

Muchas amigas lesbianas estarán cansadas de oír hablar sobre la importancia de la representación. Pero pónganse el cinturón porque ese viaje sigue siendo largo, por tanto seguiré hablando al respecto. Al menos hasta que se vean verdaderas mejoras.

No que no hayamos visto avances. Cada vez vemos más y mejor representación siempre y cuando permanezcamos alertas. Cuando tengamos suficiente buena representación como para balancear lo malo, podemos quejarnos menos.

El cine es uno de esos medios de entretenimiento que tienen un fuerte impacto en la vida social. Por eso a veces vemos gobiernos y organizaciones luchando en contra de algunas películas. Y por eso no hay que caer en eso de “No importa es sólo una película”.

La influencia del arte está más que documentada. Así que no vamos a entrar en eso. Donde sí vamos a entrar es en esta lista de cintas lésbicas que han destacado y se han convertido en las más influyentes de, digamos, la última década.

Carol

No podemos comenzar por otro lado. Carol es la película lésbica más importante de la actualidad. Comenzando por un elenco maravilloso, liderado por (nada menos) Cate Blanchett y Rooney Mara.

Ambientada por los años 50 la historia no sólo consigue exitosamente transportarnos en el tiempo. Sino que también nos enamora y nos hace animar a ese par de mujeres que luchan contra los estereotipos y “normas” sociales.

La película salió en 2015 y aunque no ganó ningún Oscar o Globo de Oro tuvo docenas de nominaciones y un gran reconocimiento, no sólo de esos que saben de cine. Sino, y más importante, por la comunidad lésbica.

Freeheld

Vamos a quedarnos un momento más en 2015 y hablemos de Freeheld. También con un destacado elenco, encabezado por Ellen Page, que es obviamente lesbiana y Julianne Moore.

Es una cinta muy, muy emotiva y algo delicada, porque toca temas que cualquier persona que ha estado en una amorosa relación con alguien del mismo sexo entiendo o al menos a temido. Cuando una parte de la pareja fallece y de pronto todos los derechos que disfrutan las relaciones convencionales desaparecen.

Además es el primer papel queer de Ellen Page.

Blue is the Warmest Color

No cabe duda de que esta es una de las películas lésbicas más influyentes de todos los tiempos. Y su impacto, aunque se centre en la relación entre las dos chicas protagonistas, va más allá del lesbianismo.

Quiero decir que aunque es un factor importante no se trata sólo de eso. No es un “tomen, aquí tienen una película de lesbianas”. Ni tampoco está hecha pensando en los heterosexuales. Cuenta una fascinante historia de amor que resulta es entre dos mujeres.

Por supuesto que no es perfecta. Pero es una gran película. Aclamada, también. Recibió tres Palme d’Or, lo más prestigioso posible en el cine. Lo que es raro porque generalmente se le da al director de la cinta, y listo. Pero el jurado liderado por Steven Spielberg le otorgó uno a cada actriz también.

Les agrego que estas dos jóvenes actrices son, respectivamente, la segunda y tercera mujer en recibir este galardón, en la historia.

The Runaways

Esta es una película que personalmente me encanta. Podemos culpar a mi vena rockera si quieren. Pero tenemos a Dakota Fanning, que para mí es una de las mejores actrices de la vida desde pequeñita. Ambientada en los 70, no hay otra década más fabulosa.

Hablamos de la primera gran banda femenina de rock. Hablamos de Joan Jett. Y el resto de las chicas no se quedan atrás. Casi todas continuaron haciendo música de la buena tras la separación de The Runaways.

Como bono tenemos esa palpable tensión sexual entre Cherrie y Joan que Dakota y Kristen Stewart no tuvieron problemas en traducir a la pantalla grande.

The Kids Are All Right

Otra con Julianne Moore, esta vez acompañada de Annette Bening y Mark Ruffalo. Se trata de una pareja de lesbianas cuyos hijos adolescentes quieren saber quién es su padre biológico. El donante de esperma.

La trama se tambalea entre comedia y drama y aunque tiene ciertos problemas, como el cliché de incluir una historia central masculina en una cinta lésbica, se disfruta bien.

También es lamentable que la lesbiana termine finalmente en la cama con el hombre. Pero estamos hablando de uno de esos estudios grande de Hollywood, son gente de capacidad limitada, no podemos pedirles más (Sí podemos y debemos).

Bessie

Esta es, quizás, la mejor película de la lista de la que jamás has escuchado hablar. A pesar de que ganó un montón de premios, como sus cuatro Emmys, un Critic’s Choice Award, un SAG Award y un Directors Guild of America Award.

La historia se centra en una mujer queer negra y es fabulosa. Pero es una película hecha para televisión. Sí, para HBO, que es una magnífica plataforma cargada de contenido de calidad. Pero una película para TV al fin y al cabo, y todos sabemos que no es lo mismo que una que pasa primero por las salas de cine.

Bessie es una cantante de Blues, interpretada por Queen Latifah, que se convierte en leyenda musical en la glamorosa escena de los años 20.

Pride

Esto debe ser una genialidad. Lo digo asó porque la realidad es que no la he visto aún, pero me dispongo a ello en lo que tenga un momento. Se trata de una historia que, a pesar del título, no se centra en una marcha del Orgullo LGBT.

Se trata de un grupo de activistas queer que buscan apoyar un paro de mineros. El problema es que los mineros no quieren recibir su ayuda, y cuando finalmente lo hacen es por error.

Pero el pueblo donde ocurre todo resulta estar lleno de gente amable que no sólo les recibe bien, sino que les apoya. Es drama, porque tiene base en hechos reales, pero no duden que está cargada de humor británico.

Miren chicas, si creen que nos va mal en la tele, en el cine nos va peor. Ya es difícil que hagan una cinta que simplemente sean protagonizadas por mujeres (sin tener un personaje masculino sobre el que gire todo), todavía es más que si quiera piensen en hacer una cinta sobre lesbianas.

Así que sí, con excepción de Carol, y posiblemente Pride, todas estas películas tienen problemas y clichés que manchan un poco el esfuerzo de representación. Pero en general son buenas cintas, son importantes y son influyentes.

Esto sirve para marcar pauta, abrir caminos y mejorar. Carol es una maravilla de película, no sólo de toque lésbico y feminista, es maravillosa y punto, y queremos más.