La hermosa película sobre homosexualidad infantil que debes ver

Qué bonito es para los padres escuchar las palabras de su pequeño hijo diciendo que sueña con ser doctor, astronauta o piloto. Entre más masculina sea la profesión, mejor. Pero, ¿qué pasa cuando el deseo más ferviente del chiquillo es… ser niña?

Ese es el sueño más grande del pequeño Ludovic, el protagonista de “Ma vie en rose” o “Mi vida en rosa”. Un niño cuyo único problema en la vida es sentir que no pertenece al cuerpo que tiene. Sin embargo todo se soluciona cuando se asoma al clóset de su madre y se convierte en una alegre niña.

Ludovic no necesita traer puesto un vestido para saber que algún día será una mujer y se casará con Jerome, su compañero de escuela, e hijo del jefe de su padre. Por supuesto que esta situación causará una serie de problemas alrededor de Ludovic.

Mi vida en rosa es una interesante y conmovedora película que empatiza totalmente con los sentimientos de un niño combatiendo el mundo de inseguridades y temores de la sociedad hacia sus propios sueños.

La cinta además de envolvernos en la atmósfera de dulzura e inocencia de un niño que sueña su vida en rosa, muestra la falsa condescendencia que algunos padres tienen hacia sus hijos cuando estos les cuentan sus más grandes anhelos. Al verla seguramente te vas a acordar de aquellos familiares que creen en la homosexualidad infantil como un juego inocente que va a terminar años más tarde.