¡Para de sufrir! Aquí los 10 mejores sustitutos del… ¡sexo!

¿Cómo? ¿No tienes sexo?

A veces no queda más remedio que conformarse con un litro de helado y Netflix, con algún capricho o de un buen spa. Pero, ¿y si esos sustitutos fueran mejor que estar con un hombre? Prueba estas tentadoras sugerencias…

  1. Chocolate ‘forever’

Lo califican como el sustituto del sexo, y existen razones científicas para afirmarlo, ya que las sustancias que contiene, como la feniletilamina, actúan directamente en tu cerebro para hacerte sentir muy bien cuando estás triste, nervioso o te hace falta un hombre. Pero no sólo resulta un alimento palatable, es decir, agradable a los sentidos, también contiene más de 30 antioxidantes que te rejuvenecen y cuidan tu corazón. Psst. Si no quieres que la báscula lo note, toma chocolate negro, al 70 u 80% de cacao.

  1. Ir al gimnasio

Practicar sexo supone una descarga física y mental muy parecida a la que se consigue haciendo ejercicio. Incluso te puede resultar más provechoso y gratificante ir al gimnasio que tener mal sexo con un mal amante. Por lo menos en el gym estarás cuidándote, quemando calorías y descargando adrenalina. Hacer ejercicio te hará producir endorfinas, las hormonas de la felicidad. Cuando tú quieras, sin depender de ningún hombre ni de una mala cita.

  1. Darte un masaje

Dejarte tocar por unas manos expertas es una de las sensaciones más relajantes. Y cuando no tengas un buen amante a tu lado, nuestra recomendación es que te regales un masaje. Si la falta de sexo te tiene muy tenso, un masaje de pies te hará tocar el cielo.

  1. Beber champán

Suena muy glamuroso, y realmente lo es. Tomarte una copa de cava o champán mientras te das un baño caliente con espuma, escuchas música, ves tu película preferida o lees uno de esos libros que te enganchan, puede ser un acto muy placentero.

  1. Queda con tus amigos

Llorar, reír, compartir penas y alegrías, no hay nada mejor que tener un buen grupo de amigos para que tu vida sea mucho más feliz. Los hombres pasan, los amigos se quedan para siempre si las cuidas y pueden hacer que te olvides de cualquier hombre. Sí, tus amigas pueden ser el mejor sustituto del sexo. Plan de chicos. Invítalas a cenar, abre una botella de cava, pon música y, de postre, saca una caja de bombones y pon una peli romántica.

  1. Ponte guapo

No nos referimos sólo a vestirte sexy, sino a hacerte un tratamiento de belleza que te haga sentir mejor que nunca. Que te apliquen productos maravillosos, que te mimen y te pongan guapo es más que apetecible. Te sentirás en el cielo.

  1. Vete de compras

Sale algo más caro que tener sexo, pero es tan placentero… Pero nada de compras por Internet. Ponte guapo, coge tu tarjeta de crédito más fresca y date el lujo de entrar en las mejores tiendas para probarte ropa maravillosa. Si tu presupuesto no da para tanto, date un capricho en alguna de tus tiendas preferidas, cómprate un conjunto de ropa interior sexy, chocolate, delicatesen, libros, música, juguetes eróticos (a veces, mejor que el sexo)… busca todas aquellas cosas que puedan proporcionarte momentos de placer.

  1. Cómete una hamburguesa

Si eres de las que siempre controla lo que come, puede resultarte mucho más placentero saltarte la dieta que tener sexo. Y además, para comerte algo supuestamente prohibido: ¡una hamburguesa! Pero tranquilo, puedes darte este capricho sin tener que arrepentirte si la haces en casa o vas a un burguer gourmet, donde las preparen con ingredientes de calidad.

  1. Ponte guapo y baila

¿Te acuerdas de cuándo bailabas durante toda la noche y volvías a casa cansado pero feliz? Queda con tus amigos y vuelve a salir por la noche, bailar te hará desbloquear tu cuerpo, liberar tus emociones, sentirte sexy, hacer mucho ejercicio y producir montones de endorfinas, la hormona de la felicidad. Baila de día.

  1. Flirtea

El sexo es fabuloso, pero no hay nada más emocionante e increíble que el principio de una historia, cuando todavía no te has dado ni un beso y se te encoge el estómago cada vez que le ves. Cuando te sientes atraído y deseado por alguien. Cuando te sientes el más guapo del universo. Está claro que el flechazo no surge cuando uno quiere, pero sí puedes flirtear y jugar a seducir… Psst. Llama a tus amigos, ponte y guapo y sal a cenar, a tomar champán, chocolate, a bailar y a sonreír y a hablar con todos los hombres guapos que veas. Si alguno te pide el teléfono volverás a casa feliz y radiante.