Portal para gays y lesbianas que ofrece información de la actualidad gay

Países que prohíben a los homosexuales donar sangre

Hace dos años La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos le puso fin a la prohibición que mantuvo durante 32 años, en la que los homosexuales y bisexuales no podían donar sangre.

El veto entró en rigor durante la década de los ochenta, caracterizada por la crisis del sida que se vivió en el mundo.

¿Por qué?

Se decía que los hombres homosexuales eran portadores del virus de la inmunodeficiencia humana, causante del sida, así que cualquier transfusión sanguínea simplemente era imposible para ellos.

Sin embargo, Estados Unidos no fue el único lugar en el mundo que hizo la prohibición. Países como Islandia, Noruega, Dinamarca, Japón, Australia y Reino Unido, por ejemplo, también rechazan la donación sanguínea por parte de la comunidad homosexual.

Francia en su momento hizo lo mismo, aunque en 2015 cambió su política, y pasó de una prohibición total a una parcial, limitando las donaciones a aquellos gays que no hayan tenido relaciones sexuales durante un año, o tengan pareja estable de al menos cuatro meses.

El sitio web del diario El español, con información de la BBC, compartió el siguiente mapa que ilustra la situación que se vive mundialmente al respecto.

¿Qué dice la ciencia?

El investigador del instituto IrsiCaixa, Pep Coll, declaró que no existe una clara base científica que sustente hoy en día los riesgos de donar sangre siendo homosexual, incluso dijo que no se han detectado casos de transmisión del VIH por transfusiones sanguíneas en países con control, como España, pero tampoco en los que mantienen el veto.

Aunque una cosa es un hecho: la prevalencia del VIH es superior en el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres. Sin embargo, como declaró el médico para el diario El Español, ese dato podría tratarse de un truco, ya que por lo general los hombres homosexuales suelen hacerse pruebas de VIH con mayor frecuencia que los heterosexuales.

“Es más fácil que un heterosexual no sepa que está infectado, porque tiene una menor percepción de riesgo; de hecho el perfil de diagnóstico tardío de la infección es un varón heterosexual de más de 50 años”, declaró.

¿Entonces por qué algunos países mantienen el veto aún?

El presidente de Hispanosida, Ferrán Pujol, comentó para el diario citado anteriormente, que esto podría deberse al mismo factor ya expuesto: los hombres homosexuales se hacen pruebas con mayor frecuencia que los heterosexuales, así que los resultados de VIH positivos siempre serán mayores en el caso de la comunidad gay.