‘Macbeth’: La ambición que todo lo arrasa

0

Ficha técnica

Título original: ‘Macbeth’

Duración: 113 minutos

Nacionalidad: Británica

Dirección: Justin Kurzel

Guión: Todd Louiso, Jacob Koskoff, Michael Lesslie

Fotografía: Adam Arkapaw

Música: Jed Kurzel

Repart: Michael Fassbender, Marion Cotillard, David Thewlis, Elizabeth Debicki, Jack Reynor, Sean Harris, Paddy Considine, Julian Seager, David Hayman, James Michael Rankin, Barrie Martin, Ross Anderson

Calificación: 7,75 / 10

¿De qué va?

Las obras de Shakespeare son atemporales porque nos muestran sentimientos universales. ‘Romeo y Julieta’ nos habla del amor (del primer amor, de ese que asfixia el alma), ‘Otelo’ nos sumerge en la caótica vorágine de los celos, ‘Hamlet’ planea sobre la venganza y en ‘Macbeth’ se realiza una intensa radiografía de la ambición.

Orson Welles, Akira Kurosawa, Roman Polanski… Los directores que se han atrevido a llevar esta genial obra a la gran pantalla lo han hecho desde el amor pero también asumiendo el riesgo de trasladar una de las obras cumbres de la historia de la literatura hasta el terreno cinematográfico.

El siguiente realizador en asumir este reto ha sido Justin Kurzel, que ha firmado una película muy fiel a una obra teatral que lleva más de cuatrocientos años representándose. ¿Película fiel? Bueno, hay que asumir que es imposible trasladar a la pantalla el sublime lenguaje que manejó el autor británico para sumergirse en sentimientos, pensamientos y conductas de los protagonistas, pero lo cierto es que la atmósfera de violencia y locura que desprende ‘Macbeth’ está genialmente plasmada en la película.

Un clásico universal

La obra nos muestra el camino a la perdición. Macbeth (Michael Fassbender), barón de Glamis, vuelve a contar otra batalla con una victoria. Tras el fragor del combate recibe una profecía de un trío de brujas que marcará su destino: un día ascenderá hasta el trono para convertirse en el Rey de Escocia.

Consumido por la ambición y estimulado por su no menos ambiciosa esposa, Macbeth asesina a su rey y toma el trono para sí mismo. La profecía se cumple, pero a un precio demasiado elevado: los días se tiñen del color de la sangre y para Macbeth hasta el aire se transforma en enemigo.

La cinta Kurzel alcanza un clima perfecto. Si ‘True Detective’ consigue bordar ese ambiente que consigue perturbar al espectador, aquí se nos lleva hasta la locura. Hasta una locura atávica, primigenia y violenta que arrasa con todo lo que se encuentra a su paso.

Las majestuosas localizaciones del brutal paisaje escocés ayudan a crear este desasosiego, así como la cuidada fotografía de Adam Arkapaw (que va distorsionándose hasta utilizar unos filtros salvajes al final del metraje) y la épica música firmada por Jed Kurzel.

Las actuaciones de Fassbender y Cotillard consiguen redondear la cinta. El actor cada vez da más muestras de una tremenda solidez y versatilidad y nos muestra un lado sombrío y turbio que se cuela entre los ojos del espectador y termina filtrándose por sus huesos.

La actriz francesa realiza un trabajo repleto de matices. Cotillard tiene innumerables recursos  interpretativos y en la cinta nos muestra un buen ramillete: manipulación, crueldad, frustración, duda…y claro, además tiene esos ojos que son capaces de detener el mundo.

El ‘Macbeth’ de Kurzel es una adaptación más que notable de la obra de Shakespeare.  Una historia que consigue atraer al espectador para masticarlo con dentelladas certeras y desintegrar su alma con un final feroz. Tanto que al salir del cine sigue instalada en mi cabeza la siguiente frase: ‘Dad palabras al dolor. La desgracia que no habla murmura en el fondo del corazón, que no puede más, hasta que le quiebra’.

Vídeo: Tráiler de ‘Macbeth’