El ‘trastorno de identidad de género’ desaparece del DSM-V

0

La Asociación Americana de Psiquiatría ha publicado el pasado día 22 la última versión del Manual Estadístico de los Trastornos Mentales V (DSM-V), en el que ha finalmente desestimado la aparición del llamado ”trastorno de identidad de género”, que hasta el momento tipificaba facultativamente el hipotético desorden mental que se atribuye a las personas transgénero y transexuales.

Desde hace más de cuarenta años el DSM-5 ha sido manunal de referencia mundial de la psiquiatría. Y ahora, en la revisión de su quinta edición -ha sido por primera vez corregido en los últimos veinte años-, ha motivado este cambio que influenciará a médicos, pacientes y sus familias.

Los revisores del DSM-5 dicen..

Según ha puntualizado el Doctor David Kupfer, revisor del manual -en imagen-: ‘Es importante entender que es sólo una guía para ayudar a los médicos a diagnosticar comportamientos y síntomas, y no una guía de tratamiento o un manual de la investigación.’

‘Todos los diagnósticos psiquiátricos se producen dentro de un contexto cultural’, dijo Jack Drescher, miembro de la subcomisión de APA que también ha trabajado en la revisión. ‘Sabemos que hay toda una comunidad de gente ahí fuera que no buscan atención médica y viven entre las dos categorías binarias. Queremos enviar el mensaje de que el trabajo del terapeuta no es patologizar’.

En base a las normas que se establezcan por el DSM-V, las personas recibirán un diagnóstico de disforia de género para mostrar ‘una marcada incongruencia entre la propia experiencia / género expresada y el género asignado.’

El Doctor Drescher, ha manifestado que él y sus colegas tuvieron que equilibrar dos cuestiones al revisar el manual: el mantenimiento del acceso a la atención y la reducción del estigma asociado con la búsqueda de atención de salud mental. Para ello, el Grupo de Trabajo se había cambiado el nombre del diagnóstico de ‘trastorno de identidad de género’ a ‘disforia de género’.

Drescher, ex presidente de la Comisión de la APA sobre temas de gais, lesbianas y bisexuales, también ha explicado que los pacientes con condiciones intersexuales -anteriormente exculidas del trastorno en el DSM-IV- ahora pueden ser diagnosticadas de disforia de género.

Respuesta de las asociaciones activistas

Las Asociaciones de personas trans han considerado que la despatologización de la transexualidad debe avanzar más allá de su remoción del DSM V y el CIE -Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS-, hasta alcanzar todas aquellas instancias donde la transexualidad es considerada de manera habitual como patología.

Han manifestado su preocupación sobre la recurrencia de la patologización que tiene lugar en contextos jurídico-normativos, donde el diagnóstico se transforma en un requisito indispensable para el acceso a derechos. La demanda de ese diagnóstico, así como las pericias destinadas a establecerlo, disminuye y vulnera el status como sujetos de derecho de las personas trans, asó como de las intersexuales