Anfitrión del sorteo del Mundial usa los colores LGBT delante de Putin en signo de solidaridad

La expectativa por el resultado en el sorteo del Mundial Rusia 2018 hizo que pasara desapercibido un detalle polémico que portó el ex delantero inglés Gary Lineker cuando fue el anfitrión de la ceremonia.

En una mirada minuciosa a las imágenes del evento se aprecia una pulsera con el arco iris que representa a la comunidad LGBT en la mano del exjugador, quien fue el anfitrión del sorteo junto a la periodista rusa Maria Komandnaya.

Lee también: No habrá ningún veto a la bandera gay en el Mundial de Rusia 2018


El que fuera delantero del FC Barcelona apareció durante toda la gala con la pulsera de la bandera LGBT que lució bajo el traje en un acto en el que estuvo presente Vladimir Putin.

El accesorio de Lineker iba encaminado a solidarizarse con los derechos LGTB en un país que aunque ser homosexual no es un delito, existe cierto veto como la ley que prohíbe la propaganda homosexual entre menores de edad, medida que ha sido considerada como una manera de censurar y prohibir las manifestaciones homosexuales en espacios públicos.

Además esta represión en Rusia preocupa a las autoridades de la FIFA y a organizaciones que han tomado medidas contra la discriminación como emitir una guía con recomendaciones para los espectadores de la comunidad LGBT no corran peligro durante el campeonato.

Asimismo el principal funcionario de Rusia encargado de combatir la discriminación en el futbol, ha expresado que los espectadores podrán ondear banderas de arcoíris, el principal símbolo gay durante la copa del mundo con toda libertad.