10 tips básicos a la hora de depilarte las cejas. ¡Esto te interesa!

Mana, manita, mana, si insistes en depilarte la ceja, aunque no debas, es mejor que leas esto: las cejas son mucho más que una barrera que impide que el sudor o el agua llegue a nuestros ojos.

Las cejas enmarcan nuestra mirada y dan carácter al rostro. Unas cejas cuidadas pueden intensificar tu mirada, mientras que si las llevas descuidadas pueden producir una sensación desagradable.

Así que presta atención a los diez tips que nuestros expertos en Male Beauty de Chueca han compilado para ti.


  1. No son las de una mujer, y recuérdalo con mayúsculas. Nada de parecerte a Cristian Chávez, que es una pájara de cuenta. El arco de tus cejas no ha de estar marcado, ha de ser suave para que no de esa sensación de ir super depilado.
  2. Antes de comenzar depilar deberás tener claro qué zonas son las que han de estar sin pelo y cuáles pueden tener pelo sin problemas.
  3. Debes respetar el grosor y forma de la ceja. con la depilación intentamos mejorar nuestra ceja, no cambiarla.
  4. A no ser que sea muy necesario, no depiles la parte superior de la ceja, ya que queda un resultado muy femenino. Puedes retirar algún pelo rebelde que esté fuera de su sitio, pero lo suyo es atacar el entrecejo y la parte inferior de la ceja.
  5. Queda más bonita una ceja natural aunque poblada, que una ceja excesivamente depilada. Si nos pasamos depilando quedará un resultado muy artificial, y en lugar de dar fuerza a nuestra mirada, las cejas pasarán a ser el centro de atención de nuestro rostro.
  6. Mientras vas retocando las cejas conviene que las vayas dibujando con un lápiz de cejas o marcarlas con vaselina, para asegurarte de que estás consiguiendo el efecto que buscas.
  7. Cuando termines aplica un algodón con tónico para pieles sensibles o emplea alguna crema con aloe vera sobre la zona para calmarla.
  8. Para que el poro esté más abierto, y la ceja se depile mejor, es recomendable que las depiles tras haberte bañado.
  9. El entrecejo, el gran desconocido: Antes de empezar a depilarte, fíjate bien en el entrecejo con la ayuda de un espejo de aumento.Con unas pinzas de depilar, empieza a quitar aquellos pelitos que estén entre las dos cejas. Comienza por la línea que va de la nariz a la frente, que es donde más se acumula el vello. Una vez que has eliminado esa parte, ve quitando pelitos hasta llegar a la punta del arco interno de la ceja.
  10. Recuerda que es fundamental que repases tus cejas una vez a la semana para que estén perrrrrfectas.

¿Cómo son tus cejas?

  1. Si tienes las cejas muy juntas, como Manuel López SanMartín, que por eso se las depila, parecerá que tus ojos están muy unidos. Evítalo depilando el entrecejo, pero no te pases con quitar y quitar pelos, porque precisamente luego quedas… ¡como Manolo!
  2. Si tus cejas son rectas, y hacen que tu rostro carezca de expresión, el truco perfecto está en depilarlas haciendo un pequeño arco, no muy marcado y de tendencia suave, siempre por la parte inferior de la ceja para conseguir una mirada más expresiva.
  3. Si tus cejas son muy arqueadas, seguro que te hacen parecer que siempre estás enfadado. Suaviza su efecto depilando la punta del arco y corrigiendo los extremos.
  4. Si tus cejas hacen que tu expresión sea triste porque están algo caídas en la parte exterior del ojo, depílate la ceja que cae hacia abajo.
cejasdepilaciónforma