¡Los cinco consejos indispensables para un afeitado perfecto!

¡Hay que lucirlo bien!

En una era en la que el afeitado ya no es obligado moral ni socialmente, y que llevar barbas es lo último, puede que muchos quieran salirse de lo establecido y lucir una cara bien lisa. Pero hay que hacerlo bien, así que sigue estos 5 consejos para poder afeitarte sin dolor, para que todo salga bien y los hipsters te miren raro:

  1. Siempre después de la ducha

La piel tiene que estar húmeda, blanda y lista para el afeitado, así que nada de afeitarse antes de ducharse, sino después. Tu piel te lo agradecerá.


  1. Si no, humedécete la cara antes

Que te tienes que afeitar ya y no puedes o quieres ducharte: pues moja con agua caliente una toalla y échatela por la cara para recrear el efecto calentito de una ducha.

  1. Pásate a la brocha

Parecen pasadas de moda, pero las brochas típicas de abuelo o de barbería funcionan. Son la mejor forma de distribuir la espuma y en unos pocos minutos tendrás la cara lista para el afeitado.

  1. Aféitate poco a poco

No hay prisa, hazlo poco a poco y sin miedo, uses afeitadora normal o eléctrica, tu piel está más que preparada para el afeitado. Cuando termines, lávate la cara con agua y, ahora sí, métele al grifo de agua fría, porque queremos cerrar los poros que hemos abierto antes.

  1. La crema que necesites

Aquí has de poner de tu parte: depende de cómo sea tu piel puede que necesites un aftershave normal o una crema hidratante para evitar heridas o irritaciones.

afeitado perfecto