Sábado por la tarde (seguimos siendo peques)

Sí, llamadnos inmaduros, pero disfrutamos como enanos con estas cosas. Lo que para muchos heterosexuales puede ser sólo un regalo para sus hijos (que no lo entenderán), para nosotros (poned aquí lo que queráis) es una de las joyas más petardas de la discografía camp de los últimos tiempos. Sencillamente, la banda sonora de nuestra infancia televisiva.

Dedicado expresamente a los que ya sobrepasamos los treinta. Y es que aunque no están todos los que son, sí que son todos los que están: Heidi, Marco, Comando G, La abeja Maya, Mazinger Z… ¿Quieres ser lo más? ¿Quieres dejarlos a todos con la boca abierta (de otra manera)?

Incluye alguna de estas piezas en el repertorio de tus fiestas así como quien no quiere la cosa, por ejemplo entre Madonna y Bob Sinclair, y a triunfar, guapa. A destacar las auténticas sintonías del principio y el final de Marco, la cursi ?Mi amigo Félix? de Enrique y Ana, y la ochentera cuasi high energy ?David el Gnomo?. Ojalá funcione la fórmula y nos sorprendan con más volúmenes de esta colección; echamos de menos a Torrebruno, a los payasos de la tele, a los hijos de Rocío Dúrcal, y a la estupendísima Maria Luisa Seco y su ?Cha cha cha de Amanda?, entre otros.

Sólo una pega: aunque el disco es doble, la duración total no llega a la hora, con lo que podría haber cabido todo en uno sencillo. En cualquier forma, una pieza de museo totalmente indispensable. Pídetelo ya

Comments (0)
Add Comment