El Blues Postcoito: ¡una triste realidad! ¿Te ha pasado?

¿Lo has escuchado? O mejor dicho, ¿experimentado? Llamémoslo el blues postcoito: ¡y es una triste realidad!

Tendemos a pensar que todos nos sentimos felices después de una relación sexual, pero lo cierto es que no siempre es así. A muchos, incluso, les sucede todo lo contrario: caen en la tristeza, y la razón no tiene nada que ver con la satisfacción del acto.Tras varios estudios, se ha descubierto que se trata de disforia postcoital.


Mantener relaciones sexuales no siempre nos hace felices, de hecho, casi un tercio de las mujeres encuestadas en un estudio dijeron que se sentían deprimidas después del sexo.

Se trata de sentirse triste, vacío, melancólico, incluso agresivo o frustrado, y es más común de lo que creemos. Según afirma Mirror, un estudio reciente descubrió que el 46% de las 230 mujeres participantes experimentaron disforia postcoital.

Lo más llamativo es que los investigadores encontraron que no sucede únicamente en relaciones de una noche sino que también en relaciones duraderas y matrimoniales.

Los expertos explicaron que “no se debe necesariamente a un trauma, sino a la explosión de hormonas que sacude el cuerpo durante el sexo“. “Esas hormonas caen tras el pico de un orgasmo, y es probable que una sensación de tristeza le acompañe

¡Así que nada de sentirte mal en el postcoito!  Si llegas a sentirte así, consulta a un terapeuta. El sexo es placer, no sufrimiento.

 

blues postcoitodisforia postcoitalsexo