Protocolo de derechos LGBT en arrestos policiales se implementa en Argentina

Autoridades argentinas aprobaron un protocolo de actuación obligatorio para la policía y seguridad federal al momento de detener a una persona del colectivo LGBT por algún delito, con el fin de respetar sus derechos.

“La orientación sexual y la identidad de género son esenciales para la dignidad y la humanidad de toda persona y no deben ser motivo de discriminación o abuso, es necesaria su tutela a través de la adopción de medidas específicas por parte del Estado“, señala el documento aprobado por el Ministerio de Seguridad de Argentina.

El protocolo señala que la prevención, el registro o la detención se realizarán resguardando la integridad física, respetando los derechos personales, la identidad de género y la dignidad.


Además señala que la persona detenida será alojada según el género autopercibido, en una celda separada si entiende que existe un riesgo potencial para su integridad, dignidad u otros derechos o si, al momento de informar su género, no se identifica con ninguno del binomio masculino/femenino.

Asimismo los individuos que necesiten utilizar instalaciones diferenciadas por sexo en las dependencias (ej. sanitarios), serán consultadas sobre si desean hacer uso de las instalaciones femeninas o masculinas añade el texto.

También se subraya que ante la presencia de una persona que haya optado por un género “que difiera de su condición biológica“, o bien cuando el personal policial advierta tal circunstancia, “deberá dispensarle el trato correspondiente al género autopercibido, respetando aquel nombre de pila con el cual se sienta identificado, sin perjuicio de la documentación que exhiba.

Preocupación de la comunidad LGBT sobre el protocolo

Sin embargo, la Federación Argentina LGBT, que integra a más de 100 organizaciones, mostró en un comunicado su “profunda preocupación” por la nueva norma, y consideró que esta aprobación, en un contexto “de aumento de la violencia institucional y represión de la protesta social”, puede tener que ver con la proximidad de la XXVI Marcha del Orgullo en Buenos Aires y otras en todo el país en noviembre.

Lee también: ¿El gobierno de Egipto está usando Grindr para detener homosexuales?

Argentinaderechos LGBTgayhomosexualidadPolicíaprotocolo