Este es el “examen de la vergüenza” que gays deben hacer en Túnez

Túnez nunca se ha destacado por ser un país amigable con la comunidad LGBT. Tan sólo el año pasado una persona anónima denunció en el canal internacional France 24 que muchos tunecinos piensan que los homosexuales deben esconderse en lugar de expresarse ante los medios de comunicación. Esta vez el país africano dio de qué hablar gracias a un peculiar examen que es aplicado a los hombres de los que se sospecha homosexualidad.

Así como lo lees, las autoridades en Túnez someten a exámenes anales conocidos como “Prueba de la vergüenza”, a toda aquella persona con indicios de ser homosexual. ¿Cómo “aprobar” dicho examen? Si se percibe el ano de la víctima como “amplio” es probable que la persona haya practicado sexo gay. También se buscan restos de esperma y por si fuera poco, se fotografía el ano de la persona para examinar su forma y así determinar si ha sido penetrado.

Activistas y defensores de los derechos humanos ya se han expresado al respecto, reclamando que dicha práctica es invasiva y humillante. Organizaciones de corte internacional como Human Rights Watch también han exigido que cesen estos exámenes anales por obvias razones.


“El gobierno de Túnez no tiene por qué entrometerse en la conducta sexual privada de la gente, embruteciendo y humillándoles bajo el pretexto de una ley discriminatoria”, declaró Amna Guellalo, directora de Human Rights Watch en África del Norte y el Medio Oriente, luego de que ya se supo del caso de 5 personas que pasaron por este examen.

 

Áfricadiscriminacionexámen de la vergüenzahomofobiahomosexualidadprueba analTúnez